Pocos médicos de Connecticut, en Estados Unidos, reconocen la versión \”crónica\” de la enfermedad de Lyme, aunque allí se descubrió esta infección transmitida por la garrapata, según reveló un sondeo.Una encuesta local publicada en Journal of Pediatrics indicó que solo el 2% de los médicos dijo que había diagnosticado y tratado la versión crónica de la enfermedad.
Si uno pasa mucho tiempo en internet, \”pensaría que cada médico de Connecticut cree en el mal de Lyme crónico. Pero la encuesta muestra lo contrario\”, dijo el doctor Henry Feder, del Centro de Salud de la University of Connecticut en Farmington.
La mayoría de las asociaciones médicas coinciden en que la enfermedad de Lyme debe tratarse con antibióticos por unas pocas semanas, pero algunos médicos y grupos de pacientes insisten en que debería prolongarse el tratamiento, por meses o años, si los síntomas no desaparecen.
Según el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, ensayos clínicos rigurosos demostraron que prolongar el tratamiento no ayuda a los pacientes sin signos de infección pero que siguen con fatiga y dolores de cabeza.
Además de aumentar la vulnerabilidad a sufrir diarrea e infecciones por hongos, el uso prolongado de los antibióticos también pueden causar infecciones graves cuando la administración es intravenosa.
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en el 2008 hubo unos 38 000 casos confirmados o probables de la enfermedad en Estados Unidos, sobre todo en Wisconsin, Minnesota y la región noreste, donde hay muchas garrapatas.
En Connecticut, la tasa es de 78 casos por cada 100 000 habitantes.
Para diagnosticar la enfermedad, los médicos buscan prurito cutáneo con enrojecimiento en la zona de la picadura de la garrapata, además de pedir un análisis de sangre para registrar la presencia de anticuerpos a la bacteria causante de la enfermedad, la Borrelia burgdorferi.
Si no encuentran nada, pero igual diagnostican la enfermedad de Lyme, Feder opinó que en realidad estarían pasando por alto otra enfermedad grave.
\”Si un paciente va a recibir terapia intravenosa por Lyme, antes debería solicitar una segunda opinión\”, aconsejó. Es que la enfermedad de Lyme se trata con un solo antibiótico, como la doxiciclina, por vía oral.
Feder halló que la mitad de los 285 médicos encuestados no creía en la existencia de la enfermedad crónica de Lyme, mientras que un poco menos estaban indecisos pero no la diagnosticaban ni la trataban.

Nueva York, noviembre 6/2010 (Reuters Health)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2010
    L M X J V S D
    « oct   ene »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración