Tomar café podría ayudar a demorar el progreso de la fibrosis en los pacientes con enfermedad del hígado graso, según una nueva investigación presentada en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Estudio de Enfermedades del Hígado, en Boston.Y un estudio separado expuesto en el mismo encuentro halló que los pacientes con hepatitis C crónica que bebían la mayor cantidad de café y no habían mejorado con el tratamiento estándar lograban resultados mucho mejores con un nuevo intento.
Desde comienzos de la década de 1990, varios estudios sugirieron que el café traía beneficios para la salud del hígado, dijeron los médicos Jeffrey W. Molloy y Stephen A. Harrison y su equipo del Centro Médico Brooke en San Antonio, Texas, en su reporte.
En el 2009, el doctor Harrison destacó en una entrevista que dos trabajos habían demostrado que tomar alrededor de dos tazas y media de café por día reducía el riesgo de esteatosis hepática, o hígado graso, en pacientes con hepatitis C.
Los investigadores de Texas usaron a un grupo de individuos asintomáticos a quienes habían controlado inicialmente con ultrasonido, lo que les permitió tener una \”muestra limpia de pacientes\” sin enfermedad hepática que sirvieron como cohorte de control, dijo Harrison a Reuters Health.
Los pacientes cuyos test sugirieron enfermedad del hígado graso fueron sometidos a biopsias percutáneas del hígado.
Sus análisis incluyeron a 177 pacientes sanos; 89 con esteatosis simple; 31 con esteatohepatitis no alcohólica (NASH por su sigla en inglés) y fibrosis en etapa 0-1; y nueve pacientes con NASH y fibrosis en etapa 2-4.
Entre los pacientes con NASH, los investigadores detectaron que aquellos que tenían cuadros menos severos tomaban una cantidad significativamente mayor de café que aquellos que sufrían fibrosis graves.
Los pacientes con NASH y fibrosis 0-1 consumían un promedio de 413 mg de cafeína y 312 mg de café, en comparación con los pacientes con NASH y fibrosis en etapa 2-4, que tomaban 189 mg de cafeína y 79 mg de café.
\”Definitivamente hay una relación, todavía no sabemos exactamente cómo funciona\”, entre el café y la fibrosis, dijo Harrison, quien calificó a los resultados de \”provocadores\” y \”generadores de hipótesis\” y destacó que se necesita un estudio de intervención prospectivo para determinar una asociación causal.
Aun así, el equipo concluyó que \”el consumo moderado de cafeína y/o café podría ser un complemento benigno para el manejo exhaustivo de los pacientes con NASH\”.
En el segundo estudio, el doctor Neal D. Freeman, del Instituto Nacional del Cáncer, y su equipo encontraron que entre 885 pacientes con hepatitis C crónica que no mejoraron con el tratamiento con interferón, aquellos que tomaban más café respondían mejor a un nuevo intento con interferón pegilado alfa 2a y ribavirina.

Nueva York, noviembre 6 /2010 (Reuters Health)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2010
    L M X J V S D
    « oct   ene »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración