China ayudará a la región de África subsahariana a combatir la denominada esquistosomiasis, una enfermedad parasitaria que provoca la muerte de unos 280 000 africanos cada año.El gigante asiático asistirá a la zona africana para que mejore el tratamiento de los desechos humanos y quizás incluso reemplace a los búfalos de agua por tractores.
El manejo de los excrementos es importante para controlar la enfermedad, causada por gusanos denominados esquistosomas, que se alojan en la materia fecal y terminan en los conductos de drenaje, ríos y estanques. Deshacerse de los búfalos, huésped del 90% de los gusanos, también es clave.
China prevé transmitir su propia experiencia en un encuentro regional el mes que viene, al que también asistirán Filipinas, Laos, Camboya e Indonesia.
Si bien el fármaco genérico praziquantel puede tratar la condición, la medicina es muy costosa para los habitantes rurales de África.
Los parásitos ingresan al cuerpo a través de la piel de los agricultores mientras trabajan la tierra y de los niños y las mujeres que nadan y realizan actividades hogareñas en ríos y lagunas infectadas.
\”Compartiremos nuestros métodos para que puedan diseñar soluciones según su propia situación\”, dijo en una entrevista Zhou Xiaonong, director del Instituto Nacional de Enfermedades Parasitarias de China.
\”Estamos negociando formas de vender praziquantel a África.
Ellos no pueden solventarlo. Necesitan 200 millones de tabletas anuales. Pero solo existen seis fabricantes a nivel global. La capacidad es limitada\”, añadió el funcionario chino.
El foco estará en la prevención y también en el tratamiento.
\”Entrenaremos a su personal y los ayudaremos a construir su capacidad para diseñar letrinas, explotar los excrementos animales y humanos para el biogas\”, dijo Zhou.
El agua también es un elemento crucial en la esquistosomiasis.
Los parásitos se alojan en los caracoles, donde se multiplican y cambian a una forma que puede infectar hasta 43 especies de mamíferos.
\”En 10 segundos, los parásitos pueden pasar a través de la piel. Uno no siente nada, pero al caer la noche aparecerá la picazón y la piel se inflamará\”, explicó Zhou.
En el cuerpo humano, los parásitos viven en los vasos sanguíneos, donde las hembras ponen huevos que son excretados por la persona.
La mitad de los parásitos terminan en los intestinos y son eliminados a través de las heces, mientras que el resto permanecen en el hígado y otros órganos provocando fibrosis e incluso cáncer. Los pacientes pueden vivir años, pero suelen padecer fatiga extrema y no pueden trabajar.
China rediseñó sus sistemas de irrigación para hacer que el agua fluya más rápido y así detener la proliferación de caracoles. También diseñó letrinas que esterilizan el excremento y, a través de subsidios alentó a los agricultores a reemplazar los búfalos de agua por tractores.
China redujo la prevalencia de esquistosomiasis a menos de 400 000 casos anuales, de un total de 207 millones en todo el mundo, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
\”Más de 180 millones de personas están infectadas en África subsahariana. De las enfermedades parasitarias, es la segunda después del paludismo como problema de salud pública\”, dijo Lester Chitsulo, experto en parásitos de la OMS.
Chitsulo espera que China, que fabrica casi todos los ingredientes activos del praziquantel, pueda donar el fármaco al continente africano.

Shanghai, octubre 8/2010 (Reuters)

octubre 9, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Enfermedades transmisibles, Salud Pública | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración