Investigadores japoneses diseñaron diminutas lentejuelas que detectaron los niveles de azúcar en la sangre al ser implantadas en las orejas de ratones y ahora el equipo de expertos espera usar este mecanismo para reemplazar las técnicas más invasivas en las personas con diabetes mellitus.
Cargadas con un ácido y ciertos hidrocarburos, las lentejuelas brillan cuando detectan glucosa elevada en la sangre, informaron los científicos en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
\”Debido a la virtud de su tamaño pequeño, las micro-lentejuelas fluorescentes son inyectables, mínimamente invasivas y responden rápidamente al cambio en la glucosa\”, escribieron los investigadores dirigidos por Shoji Takeuchi, de la Universidad de Tokio.
Las diminutas lentejuelas son más pequeñas que el diámetro interno de una aguja de inyección general y los ratones no mostraron ninguna conducta anormal después de que se les inyectaran justo debajo de la piel de sus orejas.
En el experimento, los científicos hallaron que la intensidad con que brillaban los dispositivos reflejaba los niveles de azúcar medidos directamente a partir de muestras sanguíneas tomadas a los ratones.
\”Dado que las micro-lentejuelas fluorescentes no requieren vínculos externos o fuentes de energía para brindar una lectura, podrían usarse para fabricar sensores de glucosa mínimamente invasivos para las personas que necesitan monitorear constantemente sus niveles de azúcar en la sangre\”, como es el caso de los pacientes diabéticos, explicaron los científicos.
La diabetes mellitus se produce cuando el páncreas genera muy poca o ninguna cantidad de insulina, la hormona que regula la glucosa.
Esto lleva al cuerpo a no poder regular el azúcar en la sangre.
Si permanece sin tratar, la persona corre el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca, insuficiencia renal, daño nervioso y de los vasos sanguíneos, ceguera y otras complicaciones.
Durante décadas, los diabéticos han controlado sus niveles de glucosa a partir de instrumentos convencionales que requieren la extracción de una gota de sangre a través de pinchazos en sus dedos, en ocasiones varias veces por día.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 220 millones de personas en todo el mundo sufren diabetes mellitus y en 2005 murieron 1,1 millones de seres humanos como consecuencia de la enfermedad. Se espera que la tasa de muerte aumente a más del doble para 2030.
Hong Kong, octubre 7/2010 (Reuters)

octubre 8, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Biotecnología, Endocrinología, Endocrinopatías | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración