Lo que a primera vista parece algo excepcional es más frecuente de lo que parece: en toda Alemania cerca de 10 mil personas se quitaron la vida en el 2008, un comportamiento extremo más frecuente entre los hombres que entre las mujeres.Las cifras son escalofriantes: cada 40 segundos alguien en el mundo se quita la vida; en Alemania fueron casi 9500 personas las que se suicidaron en el 2008, pero son solo una pequeña parte de las que lo intentaron, unas 38 mil.
La cifra de muertes por suicidio es más alta que los fallecidos en accidente de tráfico en Alemania. Pese a ello, el tema sigue siendo tabú.
Los casos de figuras como el magnate empresarial Adolf Merckle o el del portero de la selección alemana de fútbol, Robert Enke, comenzaron a romperlo lentamente el año pasado.
El 5 de enero del 2009 la noticia sacudió el país: uno de los hombres más ricos de Alemania con uno de los imperios empresariales más importantes se tiraba a las vías del tren al no poder soportar el posible desmoronamiento de su imperio en medio de la crisis financiera. Unos meses después, el 10 de noviembre, llegaba la noticia del futbolista y portero de la selección nacional de fútbol.
Alemania intenta llamar la atención sobre el problema, bajo el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con teléfonos de atención que funcionan las 24 horas del día para escuchar a quien lo necesita y evitar más suicidios.
\”Solo cuando los medios hablan de un famoso que se ha suicidado la opinión pública presta atención al problema\”, explica Susanne Schmidt del teléfono de atención de Nahe-Hunsruck en Bad Kreuznach.
\”El suicidio de madres jóvenes o de hombres mayores del pueblo ocurren a menudo en nuestra vecindad más inmediata\”, explica la psicóloga. En el 2009 unas 10 mil personas hicieron llamadas al teléfono local 220 antes de quitarse la vida.
Los expertos hablan de problemas que nunca se acaban o de una carga repentina demasiado fuerte con la que se ve una persona como las causas más frecuentes de suicidio.
Las personas afectadas solo ven la solución en la muerte. El trabajo de los profesionales del teléfono de atención: convencerlos de que hay otras salidas.
\”El entorno de la persona que se suicida sufre mucho\”, explica Susanne Schmidt. Una media de diez personas se ven afectadas por cada caso, entre amigos, familiares, vecinos o compañeros de trabajo.
Uno de los estados más afectados es Baden-Wurttemberg, con 1308 casos en el 2008, en su gran mayoría, hombres (1063), el colectivo que más comete suicidio con distancia, coinciden los expertos. Entre las mujeres, la tendencia es a la baja, explican.
Entre los métodos, los más comunes fueron la asfixia o el ahogamiento, seguidos del envenenamiento, el lanzamiento a las vías férreas.

Berlín, septiembre 30/2010 (Notimex)

octubre 1, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Enferm. Psiquiát. y Psicológicas, Sociología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración