Ningún fármaco o medicamento alternativo es seguro y efectivo para tratar la náusea matutina en las embarazadas, según una revisión de un equipo internacional de investigadores para la prestigiosa base de datos de la Cochrane Library.Más de medio siglo después de la tragedia de la Talidomida, un medicamento recetado para la náusea matutina a las embarazadas en las décadas de 1950 y 1960, y que causó graves malformaciones a más de 10 000 niños, la ciencia sigue sin hallar la panacea para este mal tan común en las gestantes.
Las mujeres recurren cada vez más a remedios no químicos para remediar estos síntomas debido a la preocupación de que los medicamentos perjudiquen a sus bebés.
Pero tampoco hay pruebas de que estas terapias alternativas funcionen y tienden a estar menos bien reguladas, afirma Anne Matthews, doctora de la escuela de enfermeras de la Universidad de Dublín, quien dirigió la revisión.
\”Pese a la profusión de distintos tratamientos disponibles, no es posible identificar con confianza ninguna intervención segura y efectiva para la náusea y los vómitos en el embarazo temprano\”, concluye Matthews.
Solo 27 estudios cumplieron los criterios exigidos para hacer la revisión.
La mayoría se centraba en tratamientos complementarios y en métodos muy variables, por lo que era muy difícil llegar a una conclusión, añadió.
En los 27 estudios revisados participaron 4041 mujeres embarazadas de hasta 20 semanas repartidas aleatoriamente en grupos de control o en grupos que se sometieron a un tratamiento.
\”Algunos de los estudios parecían mostrar beneficios, pero en general los resultados eran inconsistentes y era difícil sacar conclusiones firmes de un tratamiento en particular\”, señaló Matthews.
Mientras que los resultados de remedios de la medicina china como la acupresión y la acupuntura no mostraron diferencias significativas con respecto a los grupos de control, un estudio de acuestimulación (estímulo eléctrico suave de los puntos de acupuntura) sí consiguió alguna mejora en un período de tres semanas.
Y se registró un efecto limitado del jengibre, de la vitamina B6, de antihistamínicos y de antieméticos (drogas que previenen el vómito), incluyendo el Debendox/Bendectin, que fue retirado en 1983 del mercado luego de que su uso se relacionó con defectos en las extremidades de los bebés, aunque la investigación posterior no lo confirmó.
Por otra parte, algunos de los tratamientos causaron efectos adversos, incluyendo somnolencia en las mujeres que tomaron antieméticos y ardor de estómago en las que recurrieron al jengibre.
Matthews señaló que la próxima revisión se hará dentro de dos años y aconsejó \”cautela con los medicamentos en el embarazo temprano\”, al tiempo que advirtió de que los métodos complementarios pueden no ser tan seguros como cree la gente, ya que no existen datos suficientes al respecto.

Redacción internacional, septiembre 8/2010 (EFE)

septiembre 9, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Farmacología, Ginecología y Obstetricia | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2010
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración