Aplicar insulina en las narices de pacientes en las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer pareció mejorar su memoria, dijeron investigadores estadounidenses.
Las personas que recibieron el tratamiento durante cuatro meses registraron avances en un test de recuperación de la memoria por al menos dos meses. \”Creemos que nuestros resultados son muy prometedores y garantizan futuros ensayos\”, indicó la doctora Suzanne Craft, del Sistema de Salud VA Puget Sound y la Universidad de Washington, en Seattle, quien presentó sus resultados en la reunión de la Asociación de Alzheimer en Honolulu.
La enfermedad es un deterioro fatal e incurable del cerebro que afecta a 26 millones de personas en el mundo y es la forma más común de demencia. Varios estudios sugirieron que las personas con la afección tienen menores niveles de insulina en el cerebro, incluso en las etapas iniciales. La hormona es importante para la comunicación entre las células cerebrales y es necesaria para la función del cerebro.
El equipo de Craft quería ver qué ocurría si administraba la insulina directamente al cerebro. Para eso estudió a 109 pacientes no diabéticos con la enfermedad de Alzheimer o una condición precursora llamada discapacidad cognitiva leve. Un tercio de los pacientes recibieron un placebo y los otros dos tercios dosis diferentes de insulina, que fueron cargadas en un nebulizador y luego aplicadas a través de sus narices dos veces por día durante cuatro meses.
Los pacientes que tomaron la menor dosis lograron mejoras significativas en todas las mediciones primarias del pensamiento y la memoria y en una prueba para detectar la habilidad de cumplir con las actividades diarias.
En 15 pacientes tratados con insulina que aceptaron someterse a una punción lumbar, el equipo halló una relación entre la mejoría de la memoria y el avance en mediciones de proteínas claves asociadas con la enfermedad.
Craft destacó que aún falta mucho por recorrer para que el tratamiento pueda ser utilizado en pacientes, pero que los resultados son lo suficientemente sólidos como para ser estudiados en un ensayo más grande. Los medicamentos actuales ayudan a tolerar los síntomas, pero ningún tratamiento puede frenar el avance de la enfermedad.
Honolulu, julio 15/2010 (Reuters)

julio 16, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades neurodegenerativas | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    julio 2010
    L M X J V S D
    « jun   ago »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración