Los esfuerzos de los países desarrollados para mejorar la salud en los países pobres, que consisten en suministrar cada vez más tratamientos contra enfermedades infecciosas, aceleran la resistencia  de los microbios a los antibióticos, alertó un estudio.
En los últimos años, las organizaciones gubernamentales del mundo desarrollado y grupos privados de ayuda se han movilizado para permitir a los países pobres procurarse tratamientos contra el paludismo o la tuberculosis, destaca el estudio de la Center for Global Development, una organización no  gubernamental con sede en Washington.
Si bien la distribución más que abundante de estos tratamientos salvó numerosas vidas, también provocó un crecimiento de la resistencia de los patógenos a estos anti-infecciosos, algo que según los expertos podría evitarse con mayores controles.
Washington, junio 16  (AFP)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración