Los niveles de lipoproteína de baja densidad, el denominado colesterol malo, pueden estar controlados de forma directa por señales transmitidas del cerebro al hígado, corrobora un reciente estudio.Publicado en la revista Nature Neuroscience, desmiente la anterior teoría basada en las cantidades de esa sustancia en el fluido sanguíneo, reguladas por los alimentos ingeridos y su producción en el hígado.
La responsable de controlar el nivel de colesterol en la sangre es una hormona del hambre en el cerebro, llamada grelina, afirman los investigadores de la Universidad estadounidense de Cincinnati, uno de los autores del ensayo.
Encargada de inhibir el MC4R, un receptor en el hipotálamo, la hormona es importante para el control del consumo de alimentos y del gasto de energía calórica, explicó el científico.
Durante mucho tiempo se pensó que esa sustancia lipídica estaba regulada por la absorción de alimentos o la síntesis y secreción que lleva a cabo el hígado, explicó Matthias Tschop, quien dirigió la investigación.
\”Nuestro estudio muestra por primera vez que el colesterol también está sometido a controles a distancia de circuitos neuronales específicos en el sistema nervioso central\”, agrega.
En sus pruebas con ratones, los investigadores descubrieron que un aumento en los niveles de la grelina provocaba que los animales desarrollaran altos niveles de colesterol en la sangre. Esto se debe a una reducción en la absorción de lípidos en el hígado, explican los científicos.
Su hallazgo, podría conducir al desarrollo de nuevos fármacos dirigidos a esta hormona para controlar los niveles de colesterol, destacan.

Washington, junio 9/2010 (PL)

junio 10, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bioquímica | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración