Trasladar los efectos que la litotricia consigue en el riñón, fragmentando los cálculos renales, ya es un hecho en el corazón: se trata de la litoplastia de las coronarias que aborda lesiones calcificadas de las arterias coronarias y que ha llevado a cabo, por primera vez en España, el equipo de Javier Escaned, jefe de la Sección de Cardiología Intervencionista del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico de Madrid.

limpiar-arteriasSegún explica Escaned a DM, la litoplastia coronaria se realiza mediante el empleo de un dispositivo que manda microenergía a la punta de un catéter-balón que alcanza las arterias coronarias obstruidas y que durante 2 microsegundos generan un pulso de elevada presión, entre 50 y 60 atmósferas, el equivalente a unas 25 veces la presión del neumático de un coche.

“La energía es eléctrica, pero el balón que se introduce convierte ese pulso eléctrico en energía mecánica que, finalmente, realiza un pulso o golpe de 2 microsegundos a una muy elevada presión sobre la placa de calcio alojada en las arterias coronarias. El mejor simil es el de la litotricia con los cálculos renales, pero con la diferencia de que la energía que se aplica con la litoplastia en las coronarias se lleva a cabo desde dentro, directamente sobre la placa calcificada”.

En definitiva, la actividad de este novedoso procedimiento, cuyos primeros datos se han presentado en el congreso mundial de Cardiología Intervencionista que se ha celebrado recientemente en París, se centra en pacientes cuyo problema de base es que tienen mucho calcio en las arterias coronarias, “lesión de tratamiento complejo”.

Preparando la arteria

Tradicionalmente, el calcio acumulado en las arterias coronarias se ha abordado con aterectomía. Sin embargo, el cardiólogo señala que este procedimiento clásico genera fragmentos de calcio, “que son barridos por la corriente sanguínea y, en cierta forma, pueden afectar a la microcirculación sanguínea”. Pero, además, se trata de una técnica de uso muy localizado porque solo actúa sobre la placa. Sin embargo, con la litoplastia, que se realiza de forma percutánea, los fragmentos de la placa de calcio “no se pierden; quedan dentro de la pared de la arteria, pero blandos, lo que facilita la posterior colocación de un stent.

De hecho, favorecer la colocación de endoprótesis es el objetivo con el que se ha desarrollado el novedoso procedimiento. “El problema fundamental que se plantea cuando existe una arteria tan calcificada es cómo abrirla. En muchas ocasiones es imposible expandir el stent. Con el uso de la litoplastia es posible romper el tubo arterial y transformarlo en otro más flexible, lo que posibilida la posterior colocación del stent, ya que la arteria se comporta como una arteria normalizada”, señala Escaned, quien subraya que, por tanto, la litoplastia arterial coronaria podría considerarse como el procedimiento adecuado para preparar la arteria calcificada y proceder a la colocación de la endoprótesis, “actuaciones que se realizan en el mismo tiempo quirúrgico”.

El equipo del Clínico es pionero en España en la realización de este nuevo procedimiento que va a revolucionar los abordajes de las calcificaciones de las arterias coronarias y que está sujeta a numerosos estudios de investigación, como el denominado Disrupth. En Europa el número de centros que lo practica se limita a algunos de Gran Bretaña y Francia. “No está aún establecido como técnica de rutina porque, además de la curva de aprendizaje, todas las innovaciones requieren de la realización de estudios que validen su utilidad y seguridad en la clínica, a pesar de que los resultados del Hospital Clínico han sido buenos y no se han registrado complicaciones”, confirma el cardiólogo.

Combinando metodologías

Sin embargo, considera que no va a desplazar a otros procedimientos, como la aterectomía; “seguramente serán técnicas sinérgicas porque en situaciones en las que la arteria está excesivamente estrechada por el calcio, es posible que incluso un dispositivo como éste no pueda acceder a la arteria y sea necesario recurrir a otro tipo de técnicas de ablación, como la aterectomía rotacional. Con ellas se abriría un camino inicial y posteriormente se aplicarían métodos como la litoplastia. Se tiene muy en cuenta, por tanto, la combinación de metodologías, dependiendo de los casos”.

Así, la indicación que actualmente señala Escaned para la utilización de la litoplastia coronaria serían “arterias con un elevado grado de calcificación, que es uno de los retos de la cardiología intervencionista, y que es propio de pacientes ancianos, pero también renales y en otras enfermedades”.
julio 1/2018 (diariomedico.com)

julio 2, 2018 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Cardiología, Enfermedades Cardiovasculares | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    julio 2018
    L M X J V S D
    « jun    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración