Como una transición hacia la inseguridad alimentaria con peligros para la salud  calificó recientemente la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a través de un informe, los hábitos cambiantes de consumo que se expanden por Europa y Asia Central.

Inseguridad alimentariaEl Panorama regional de la inseguridad alimentaria: Europa y Asia, presentado por la FAO recuerda que el crecimiento económico y el aumento de la renta per cápita casi erradicaron el hambre en esas regiones.

En las nuevas circunstancias, segmentos en esos países pasan de la desnutrición y las carencias de micronutrientes a padecer enfermedad es asociadas a un elevado consumo de grasas, azúcar, productos procesados, junto a un estilo de vida más sedentario.

Las perspectivas regionales de la inseguridad alimentaria están sustentadas en el texto con abundantes datos por países sobre suministro de energía alimentaria, indicadores de desnutrición como el retraso del crecimiento y la emaciación, anemia, sobrepeso y obesidad, así como ejemplos de qué come en término medio la población.

El estudio demostró cómo la evaluación de la dieta varía a medida que se elevan los ingresos, por lo regular para mal, porque aumenta la ingestión de calorías procedentes de edulcorantes, aceites vegetales y productos animales. En cambio las derivadas de los cereales disminuyen.

Ello conlleva a un mayor número de personas con diabetes, afecciones cardíacas y otras enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación las cuales, a su vez, representan un aumento sustancial y progresivo de los gastos sanitarios.

El informe ofrece soluciones con propuestas de políticas, de probada eficacia, ajustadas a los ingresos y al perfil nutricional de cada nación.

Entre ellas señala el enriquecimiento de la leche con vitamina D, de la sal con yodo, de la harina de trigo con hierro, ácido fólico y tiamina que de hecho representaron mejoras en el consumo de micronutrientes en los niños en Asia Central, según el texto.

Las recomendaciones incluyen reformular los alimentos precocinados más usados para mejorar su valor nutricional, políticas educativas y de precios en función del valor nutricional de los alimentos, trabajar en un mejor etiquetado de los productos y programas de ayuda, entre otros.
marzo 17/2017 (PL)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    marzo 2017
    L M X J V S D
    « feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración