La proteína ERRy actúa de una forma diferente en el cerebro mejorando las competencias intelectuales.
Científicos del Instituto Salk, Estados Unidos, han descubierto que las actividades físicas y mentales están relacionadas con una proteína metabólica que controla el flujo de sangre y los nutrientes en el organismo. El estudio, publicado en “Cell Metabolism”, podría señalar potenciales tratamientos en medicina regenerativa y de desarrollo además de distintas maneras de abordar los defectos en aprendizaje y memoria.

Los científicos han descubierto que la energía para los músculos y el cerebro es controlada por una única proteína llamada receptor gamma relacionado con estrógenos (ERRy). Esta proteína se había estudiado previamente en el corazón y en el músculo esquelético. En 2011 se descubrió que incrementando la actividad de la ERRy en el músculo de ratones sedentarios incrementaba el riego sanguíneo en los músculos y doblaba su capacidad para correr. La investigación con esta proteína siguió hasta mostrar el completo grupo de genes musculares que convierten la grasa en energía.

A partir de ahí la ERRy se convirtió en un interruptor clave metabólico que potencia los músculos para mejorar el rendimiento. Aunque los estudios mostraban que la ERRy estaba activa en el cerebro, los investigadores no entendían por qué el cerebro quemaba glucosa y la ERRy había sido conocida previamente por quemar únicamente grasas. Así decidieron investigar esta proteína para conocer cómo actuaba en las células cerebrales.

Observando neuronas aisladas encontraron que, al igual que en los músculos, la ERRy activaba docenas de genes metabólicos en células cerebrales. Sorprendentemente, esta activación se relacionada con la glucosa en lugar de con la grasa. Las neuronas que carecían de ERRy no podían poner en marcha la producción energética y por eso tenían un rendimiento comprometido.

El equipo del Insituto Salk descubrió que los ratones no sedentarios tenían el hipocampo más activo. Así, estudiaron y descubrieron la relación que existía entre la función directa del ERRy y el aprendizaje y la memoria.

Lo que ha mostrado este equipo es que la memoria realmente se estructura en un proceso metabólico por fases; así, si se quiere comprender el aprendizaje y la memoria necesitas entender el circuito que subyace y alimenta este proceso.
abril 8/2015 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración