Varios estudios relacionan el consumo moderado de café con una reducción del riesgo de ictus, de diabetes, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, y varios tipos de cánceres. Los investigadores se han mostrado partidarios de incluir su consumo moderado como parte de un estilo de vida saludable, que incluya dieta mediterránea y actividad física.

Hasta no hace mucho se creía que el consumo de café elevaba la presión arterial, no podía ser consumido por cardiópatas ni por embarazadas y causaba deshidratación. Pilar Riobó, jefe del Servicio de Endocrinología de la Fundación Jiménez Díaz; Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón, y Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de Nutrición, han explicado durante la Feria Internacional de Gastronomía Madrid Fusión las últimas evidencias sobre el efecto del café en la salud.

Según Riobó, adaptando las conclusiones de los trabajos internacionales, en España el consumo moderado equivaldría a 300 mg de cafeína al día, es decir, unas 3-4 tazas. Los estudios Honolulu Research Heart Program y el Caide establecen que la cafeína puede ser útil en la reducción del riesgo de padecer párkinson y alzhéimer. No obstante, otros componentes vegetales, como los antioxidantes, entre los que destacan el ácido clorogénico, parecen influir también en sus efectos beneficiosos.

Así parece que el café influye en la reducción del riesgo de padecer cáncer de mama, de vejiga, de litiasis biliar, de cirrosis, de ictus y de diabetes mellitus tipo 2. “Cada vez hay más estudios epidemiológicos que demuestran que la ingesta de café reduce el riesgo de diabetes”.

“Los cardiólogos hemos sido los primeros sorprendidos con los resultados. De hecho, un estudio publicado en New England y realizado en 400 000 personas de entre 50 y 71 años establece que su consumo reduce la mortalidad total y la cardiovascular. En el futuro es probable que el café sea una recomendación preferente en pacientes con cardiopatías”, ha dicho Plaza.

También ha recordado los resultados de otro trabajo publicado en JAMA que relaciona la ingesta diaria de hasta 4 tazas con la reducción del riesgo en insuficiencia cardiaca, mientras que otro en Journal of Hypertension  confirma que en los tres primeros días de consumo la presión arterial y la frecuencia cardiaca se elevan debido a la acción de la cafeína. “Después se equilibra. Ha sido un gran avance conocer que no favorece a la hipertensión arterial”.

Por su parte, Varela ha incidido en la importancia de saber qué comemos y en aprovechar la capacidad hidratante del café, cuya composición es agua en un 98 %. “En los mayores la combinación de café, leche y azúcar permite hidratar, y aportar calcio y vitamina D, además de mantener el apetito y el placer”.
enero 23/2013 (Diario Médico)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    enero 2013
    L M X J V S D
    « nov   feb »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración