Los tratamientos aplicados a mujeres embarazadas en África para prevenir el paludismo continúan siendo \”inadecuados\”, según un artículo publicado en The Lancet Infectious Diseases.En el 2007, unas 23 millones de embarazadas en países africanos no dispusieron la protección de mosquiteros tratados con insecticida (MTI) y 19 millones no recibieron el tratamiento preventivo intermitente conocido como (TPI), dos de las intervenciones claves en la prevención de la  enfermedad durante el período de gestación.
Así lo determinó un equipo internacional de expertos, que subrayaron en dicho artículo la urgente necesidad de aumentar los esfuerzos para poder cumplir con las metas fijadas por la iniciativa denominada \”Roll Back Malaria\”   -marco global que se encarga de coordinar las medidas adoptadas para combatir la condición- y los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas.
En el África subsahariana unos 32 millones de embarazadas están expuestas anualmente a contraer la enfermedad. En el 2000, los Gobiernos africanos se comprometieron a asegurar que el 60% de las embarazadas tuvieran acceso a tratamientos efectivos en la prevención en un plazo de cinco años. De forma adicional, la iniciativa Roll Back Malaria fijó objetivos para suministrar MTI al 80% de la población y para que todas las embarazadas recibieran TPI antes del 2010.
Los tratamientos con MTI e TPI durante el embarazo con los fármacos sulfadoxina y pirimetamina son intervenciones baratas y efectivas que reducen de forma sustancial la enfermedad y evitan brotes durante el proceso de gestación. No obstante, existe poca información sobre el nivel de cobertura de esas intervenciones a nivel local y regional en el  África subsahariana, destacó el estudio.
Un grupo de investigadores dirigidos por Anna Maria van Eijk, de la Liverpool School of Tropical Medicine, empleó datos procedentes de encuestas recientes sobre el uso de los MTI y TPI y sobre el cuidado prenatal, y recurrió a informaciones sobre la transmisión de la enfermedad y el número estimado de embarazadas con riesgo de sufrir paludismo en cada país subsahariano.
Los expertos analizaron sus datos y calcularon el número de embarazadas que estuvieron protegidas contra la afección  con dichos tratamientos en el 2007. Determinaron que en 45 de los 47 países subsaharianos sondeados existía una política de suministro de MTI y que 39 de ellos contemplaban las TPI durante los embarazos. Además, observaron que en 32 de esos países en los que había información disponible al respecto, así como una política nacional que incluía el empleo de TPI, un porcentaje estimado del 17% de embarazos no contaron con protección con TPI durante ese año.
En 31 países en los que se aplicó el TPI en mujeres embarazadas, un 25% estimado recibió al menos una dosis del tratamiento con sulfadoxina y pirimetamina y un 77% visitó una clínica de cuidados prenatales al menos en una ocasión. Según los datos, unos 13,4 millones de embarazadas que acudieron a centros médicos durante el 2007 perdieron oportunidades de recibir TPI.
El estudio mostró que la cobertura de dichos tratamientos era menor en áreas en las que se registró una transmisión de paludismo de alta intensidad, donde la protección es más necesaria.
Los expertos concluyeron que aunque \”la mayoría de los países en África subsahariana han adoptado políticas nacionales destinadas a reducir y controlar el paludismo durante el embarazo, no se han realizado progresos hacia la consecución de lo estipulado por Roll Back Malaria o para cumplir con las ambiciones políticas de cada país\”.
Londres, enero 25/2011 (EFE)

enero 26, 2011 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades transmisibles,Ginecología y Obstetricia,Medicina Tropical | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración