Si los hombres europeos tienen una vida más corta que la de las mujeres es principalmente por consecuencia del humo de tabaco, que causa entre el 40 y 60% de la diferencia de longevidad entre los sexos, según publica el periódico Tobacco Control. El informe, preparado por Gerry McCartney, del UK Medical Research Council, se basa en un análisis de las estadísticas sobre causas de mortalidad en 30 países europeos recogidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Para el estudio, se consideró como atribuibles al consumo de tabaco los infartos cardíacos, los tumores del sistema respiratorio y las más graves enfermedades pulmonares, o  sea, las broncopatías crónicas obstructivas. El rango (40-60%) de la diferencia de longevidad entre los sexos fue menor en Dinamarca, Portugal y Francia, pero Malta reportó todo lo contrario ya que llegó a rozar el 70%. A este 40-60% de diferencia atribuible al consumo excesivo del tabaco, hay que agregar otro 20% causado por la ingesta de alcohol. La prueba de la validez de los resultados será dada al contrario, al reducirse a lo largo y ancho del continente el consumo de tabaco, subrayaron los autores. \”En los últimos años estamos asistiendo a cambios drásticos en las costumbres vinculadas con el tabaco, que deberían llevar a una reducción de la distancia en materia de longevidad entre los hombres y las mujeres en el futuro, a plazo mediano\”, expresó el informe.
El equipo trata de demostrar que si como promedio los hombres viven menos que las mujeres esto no es debido a causas genéticas o propias de las diferencias fisiológicas entre los sexos, sino por factores sociales, culturales y sanitarios más complejos.
El dato de base que impresionó a los investigadores británicos fue que más allá de que en términos generales los hombres viven menos que las mujeres, la distancia en la edad de la muerte de los dos sexos varía de manera significativa, de los 188 decesos por cada 100 000 registrados en Islandia a 942 en Ucrania.
El estudio no solo discrimina entre causas de muerte por sexos, sino que revela una repartición geográfica de la diferencia entre hombres y mujeres, atribuible también a causas sanitarias y culturales. Si la mayoría de las naciones con un rango de más de 400 muertes cada 100 000 se encuentran en Europa del este, por ejemplo, las diferencias más marcadas se registraron en Portugal, Finlandia, Francia, España y Bélgica.
En cuanto al impacto del consumo de alcohol en la longevidad de la población, el informe registra nuevamente situaciones muy diferentes entre los países del Viejo Mundo, de los 29 por 100 000 en Islandia a los 253 por 100 000 en Lituania. En los países de Europa del este -incluyendo su población femenina- existe un número de decesos asociados con el consumo de alcohol claramente superior al promedio, pero aún así el impacto de la adicción al tabaco en la tasa de mortalidad es claramente más importante, subrayaron los autores.
Londres, enero 19/2011 (ANSA)

enero 24, 2011 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Adicciones, Enfermedades crónicas no trans., Estadística | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración