Un pequeño aparato, parecido a los que se utilizan para determinar el nivel de coagulación de la sangre, podrá salvar millones de vidas con la detección precoz del cáncer.

El joven ingeniero chileno Alejandro Tocigl está poniendo a punto esta herramienta capaz de detectar el cáncer mediante una muestra de sangre, junto a Miroculus, la star-up que confundó en San Francisco (California, Estados Unidos).

Tocigl se ha concentrado en una primera fase en el cáncer de estómago, uno de los que más ha causado la muerte a personas particularmente en Chile.

“Cada tipo de cáncer tiene una huella digital única de micro ARN”, las moléculas alteradas, unos biomarcadores que se encuentran en la sangre, dice.

Al respecto, recuerda el caso del cáncer de mama que posee una mutación de un gen que favorece la aparición del cáncer.

“El dispositivo detecta las moléculas alteradas, y a través de un software, el resultado se correlaciona con una enfermedad específica”, dice Tocigl.

“Viendo esto se puede saber qué órgano está comprometido”, asegura el joven de 31 años, que este año fue incluido en la lista de 35 perfiles innovadores de menos de 35 años que elabora el MIT Technology Review en español y que destacan por el impacto social de sus proyectos.

En el proyecto en el que trabajan 13 personas participan ingenieros, bioquímicos y biólogos moleculares, médicos y matemáticos, y se lleva a cabo en el Instituto Nacional de México, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, la Universidad Católica de Chile y dos hospitales en Letonia y Lituania, y en la siguiente fase se incorporarán Guatemala y Colombia, entre otros países.

Se espera que la herramienta esté disponible en 2018 y sea mucho más barata, accesible y simple de lo que actualmente hay en el mercado para detectar el cáncer.

“Ahora tenemos los instrumentos que funcionan por su lado, los datos bioquímicos y la bioquímica y ahora lo que hacemos es juntarlo todo en un producto”, dice a la prensa.

El sistema cuenta con una placa donde se distribuye la muestra de micro ARN del paciente y esta reacciona con compuestos químicos creados por el equipo multidisciplinario de Miroculus.

“La detección temprana y un tratamiento oportuno aumenta la tasa de supervivencia en cinco años en hasta un 90 %”, explicó Alejandro Tocigl en la conferencia organizada por Imagen de Chile.
mayo 25/2016 (AFP)

mayo 26, 2016 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bioquímica, Neoplasias, Oncología, Patología Clínica | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración