Investigadores de Estados Unidos indicaron que convirtieron células de la piel en células cardiacas y cerebrales utilizando únicamente una combinación de químicos, un avance que podría sentar las bases para regenerar algún día con productos farmacéuticos las células perdidas o dañadas.

Todos los trabajos anteriores sobre reprogramación celular requerían añadir genes externos a las células, pero el nuevo descubrimiento ofrece un método más eficiente y seguro para reprogramar células y evitar preocupaciones médicas en torno a la ingeniería genética, como la aparición de tumores, dijo el profesor Ding Sheng de la Universidad de California, San Francisco, quien dirigió el estudio.

“Este método nos acerca a poder generar nuevas células en el sitio de lesión de los pacientes”, dijo Ding, cuyos dos artículos fueron publicados en las revistas estadounidenses Science y Cell Stem Cell.

El corazón de un adulto tiene una muy limitada capacidad para generar nuevas células, de modo que los científicos han buscado una forma de reemplazar las células perdidas tras un infarto, como trasplantar células cardiacas adultas o células madre en el corazón dañado. Sin embargo, estos esfuerzos han sido muy ineficaces debido a que la mayoría de las células adultas trasplantas no sobreviven o no se integran de forma adecuada en el corazón y a que pocas células madres pueden ser transformadas en células cardiacas.

Un enfoque alternativo utilizó genes para convertir células cicatrizantes en el corazón de los animales en un nuevo músculo que mejoró la función del corazón. En el artículo publicado en Science, los investigadores utilizaron un coctel de nueve químicos para transformar células de la piel humana en células cardiacas. A base de prueba y error, los investigadores encontraron siete químicos que transforman las células en células madres multipotentes similares, las cuales pueden transformarse en muchos tipos de células en un órgano particular. Dos químicos adicionales ayudaron a la transición de las células para convertirse en células musculares cardiacas. En el segundo estudio, publicado en Cell Stem Cell, los científicos crearon células madre neurales a partir de células de la piel de ratones utilizando un enfoque similar. El coctel químico volvió a consistir en nueve moléculas, algunas de las cuales fueron utilizadas en el primer estudio. Cuando fueron trasplantadas en los ratones, las células madre neuronales espontáneamente se convirtieron en tres tipos básicos de células cerebrales: neuronas, oligodendrocitas y astrocitas. Las células madre neuronales también pudieron autoreplicarse, lo que las hace ideales para tratar enfermedades neurodegenerativas como lesiones cerebrales.
abril 29/2016 (Xinhua)

abril 30, 2016 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Medicina Regenerativa | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración