Un estudio del IRB Barcelona describe cómo E-Cadherina propicia que células diversas migren en grupo, lo que explica por qué los tumores que expresan niveles medios de esta proteína tienen peor pronóstico.

La proteína E-Cadherina (E-Cad) es un tipo de adhesivo que mantiene fuertemente unidas a las células favoreciendo la organización de tejidos y órganos.

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) aportan ahora una nueva funcionalidad para E-Cad, un rol opuesto al convenido hasta ahora de impedir el movimiento de las células. En un estudio publicado en Nature Communications,  observan que esta proteína es fundamental para que células diversas puedan moverse de forma coordinada.

Esta nueva función de E-Cad podría explicar por qué los tumores que expresan niveles medios de esta proteína tienen un pronóstico más agresivo.

E-Cad facilita la movilidad de grupos heterogéneos de células, entendiendo por heterogeneidad células que tienen funciones diversas porque tienen activos genes diferentes: unas se pueden dividir mucho, otras activan determinadas hormonas, otras interaccionan con la membrana.

Gracias a E-Cad este grupo diverso de células viaja ordenadamente hacia su destino para,una vez en el lugar, localizarse donde son necesarias; sus niveles moderados de E-Cad las mantiene unidas pero no inmóviles durante el viaje.

Los investigadores del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) Kyra Campbell y Jordi Casanova, han estudiado este fenómeno en el desarrollo del sistema digestivo de embriones de mosca Drosophila melanogaster, un modelo que les permite analizar la migración celular en un organismo en crecimiento. “La migración celular es un proceso habitual y necesario en un embrión y también en el correcto funcionamiento de un organismo adulto. Lo más sorprendente ha sido situar a E-Cad como un actor principal en el movimiento celular cuando precisamente su rol asumido es fijar las células “, explica Jordi Casanova, jefe de grupo del Laboratorio de Desarrollo y Morfogénesis en Drosophila del IRB Barcelona y profesor de investigación del CSIC.

Estudiar la migración celular es importante para la biomedicina porque aporta comprensión básica de cómo se producen, por ejemplo, las metástasis del cáncer y otros procesos que implican movilidad celular como la curación de heridas o la inflamación.

Migración celular y metástasis del cáncer

Según explica Casanova, niveles intermedios de E-Cad están a menudo asociados con tumores agresivos, los que son capaces de hacer metástasis. El investigador aporta además un segundo dato que explicaría la presencia de E-Cad en estos tumores: “A medida que conocemos mejor las metástasis tenemos más evidencias de que se producen por grupos de células y no tanto por células individuales”.

E-Cad facilitaría que grupos heterogéneos de células muy diversas entre sí migraran juntas desde el tumor original. “Una célula que migra sola es mucho más fácil de aniquilar que un grupo donde hay células con capacidades diferentes”, explica el investigador.

“Nuestros resultados observados en Drosophila son de relevancia clínica porque aportamos una explicación del rol que podría estar haciendo E-Cad en los tumores metástaticos”, explica Casanova.

agosto  20 /2015 (JANO)

agosto 21, 2015 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Bioquímica, Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración