Hay más buenas noticias sobre las píldoras para prevenir infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en personas en alto riesgo de contraer esta enfermedad: el seguimiento de un importante estudio que probó que el medicamento es efectivo muestra ahora que su uso no alienta las actividades sexuales riesgosas y que es efectiva incluso si la
persona no toma algunas dosis.

El estudio fue discutido el martes en la Conferencia Internacional sobre sida en Melbourne, Australia. Y fue publicado por la revista británica “Lancet Infectious Diseases”.

El estudio involucró a 1600 hombres homosexuales y mujeres transgénero que participaron en el estudio original que mostró que el uso diario de Truvada reduce el riesgo de contraer VIH.

Tras concluir el estudio, se les ofreció a los participantes la oportunidad de seguir recibiendo las píldoras gratis y tres cuartas partes de ellos aceptaron. Todos fueron estudiados por otros 17 meses.

Ninguno de los que tomó las píldoras por al menos cuatro días a la semana resultó infectado. Incluso el uso de la píldora dos o tres veces a la semana redujo el riesgo de infección comparado con tomarla con menos frecuencia o no tomarla. Los autores del estudio podían determinar la frecuencia con que se tomó la medicina porque realizaron mediciones en las muestras de sangre.

“Estamos alentados”, dijo el doctor Robert Grant, experto de sida en los Institutos Gladstone, una fundación afiliada con la Universidad de California en San Francisco. “Existe una demanda, hay tolerancia de dosis olvidadas. Y es segura”.

Mitchell Warren, que dirige un grupo sin fines de lucro que trabaja para la prevención del VIH, dijo en un mensaje electrónico desde Melbourne que es claro ahora que “el enfoque da resultados, y debe estar disponible ahora para personas en riesgo, como parte una combinación de prevención de alto impacto”.

Los condones siguen siendo la mejor forma de combatir la infección, pero no todo el mundo los usa todo el tiempo, por lo que funcionarios de salud recomiendan otras opciones para ciertos grupos, tales como hombres homosexuales.

Algunos funcionarios de salud temían que tomar Truvada diese un falso sentido de seguridad e hiciese que algunos hombres optasen por no usar condones. Sin embargo, los participantes en el estudio no reportaron un incremento en esa conducta y no hubo aumento de sífilis, herpes u otras infecciones de transmisión sexual que indicase mayores riesgos.

El estudio fue realizado en Estados Unidos, Sudamérica, África y Tailandia, y fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.
julio 22/2014 (PL)

julio 25, 2014 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Problemas de Salud | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    julio 2014
    L M X J V S D
    « jun   ago »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración