Las distancias anogenitales, que normalmente son más largas en niños que en niñas, se reducen entre los varones recién nacidos cuyas madres tuvieron una mayor exposición a las dioxinas. Así lo revela un estudio, dirigido por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (Creal) de Barcelona, en el que han participado 700 mujeres embarazadas y sus recién nacidos de Grecia y España.

Los investigadores concluyen que la distancia anogenital se redujo en aproximadamente medio milímetro por cada 10 picogramos de dioxinas medidas por gramo de lípido. Marina Vafeiadi, primera autora del análisis, ha explicado que “la distancia anogenital es un marcador sensible a las alteraciones endocrinas y estas pequeñas distancias se han relacionado con hipospadias, criptorquidia y también con una menor calidad del semen e infertilidad en los hombres jóvenes”.

Recomendaciones
De hecho, este estudio confirma en humanos la evidencia experimental de los efectos de las dioxinas en animales que ya utilizó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para establecer recomendaciones sobre la ingesta humana de las dioxinas de los alimentos.

Las dioxinas y compuestos similares a estas son sustancias químicas persistentes de subproductos de diversos procesos industriales. Las principales fuentes de exposición humana son alimentos ricos en grasas, principalmente de origen animal como la carne, productos lácteos y pescado.

Vías de transmisión
Las dioxinas se transmiten de la madre al niño a través de la placenta durante el embarazo y después del nacimiento a través de la lactancia materna. El uso de avanzadas técnicas biomédicas permitió la medición de las dioxinas y compuestos similares en la sangre de la madre mediante un examen que proporcionó una estimación global de la exposición a estos compuestos y sus niveles durante el embarazo.

Según el coordinador del estudio y director científico conjunto del Creal, Manolis Kogevinas, “la exposición a las dioxinas y compuestos relacionados se ha reducido en los países industrializados en las últimas décadas gracias a las medidas de control. Nuestros resultados indican, sin embargo, que el control eficiente de los compuestos persistentes requiere largos periodos de tiempo para ser eficaz”. El estudio se llevó a cabo junto con investigadores de la Universidad de Creta (Grecia) y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas-IMIM (Barcelona).
noviembre 27/2012 (Diario Médico)

Marina Vafeiadi, Silvia Agramunt, Eleni Papadopoulou, Harrie Besselink, Kleopatra Mathianaki, Polyxeni Karakosta, et. al. In Utero Exposure to Dioxins and Dioxin-like Compounds and Anogenital Distance in Newborns and Infants. Environ Health Perspect 2012, DOI:10.1289/ehp.1205221.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2012
    L M X J V S D
    « oct   ene »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración