Muchos fármacos oncológicos nuevos tienen desventajas, como un mayor riesgo de diarrea, problemas de piel e hipertensión, según revela un análisis de los ensayos clínicos utilizados para su aprobación.

Los pacientes deberían saber que esos efectos graves con las nuevas quimioterapias o las terapias oncológicas selectivas serían “inusuales” y deberían consultarle al médico si algo no está bien, señalaron los autores del estudio.

Un equipo de Canadá revisó los reportes de resultados de 38 fármacos que aprobó la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos entre el 2000 y el 2010, como productos para tratar el cáncer de colon, mama y pulmones.

El estudio demostró que los nuevos fármacos producían significativamente más efectos adversos y muertes asociadas con el tratamiento que las terapias anteriores. “Hay que tener en cuenta la eficacia y la toxicidad”, dijo Susan Ellenberg, experta en efectos adversos de los fármacos de la Escuela Perelman de Medicina, University of Pennsylvania, Filadelfia.

Indicó que los resultados no sorprenden ni causan gran alarma.

“Los pacientes están dispuestos a aceptar un cierto nivel de toxicidad si eso les aumentará la posibilidad de que se les cure el cáncer”, dijo Ellenberg, que no participó del estudio. “Pero eso depende de qué tipo de toxicidad se trate”.

El equipo del doctor Eitan Amir, del Hospital Princesa Margarita de Toronto, revisó la información sobre los efectos adversos de las etiquetas de los nuevos medicamentos y los ensayos clínicos. Esos productos incluían bevacizumab (Avastin), docetaxel (Taxotere) y sunitinib (Sutent). Los estudios habían incluido entre 266 y 1725 pacientes cada uno.

Los autores observaron que los pacientes que al azar habían recibido las nuevas terapias eran un 40 %  más propensos a morir por un efecto adverso que los grupos control, que recibían la terapia estandarizada del momento o un placebo inactivo.

Aun así, menos del 1 %  murió por el tratamiento. La cantidad de pacientes que debieron suspender el fármaco por los efectos adversos varió de menos de 1 al 7 %.

Los pacientes tratados con los nuevos medicamentos fueron un 52 %  más propensos a padecer efectos adversos graves a potencialmente fatales, como el daño nervioso o las cardiopatías.

Y 10 de cada 12 trastornos asociados con las terapias que identificó el equipo fueron más comunes en los pacientes tratados con los productos analizados, publica Journal of Clinical Oncology (doi: 10.1200/JCO.2011.40.3824). Amir consideró que los estudios originales podrían haber sido demasiado pequeños como para separar esos efectos.

“En el mundo real, el estado de salud de los pacientes es complicado; tienen todo tipo de trastornos. De modo que los riesgos y los beneficios podrían ser distintos”, aclaró el doctor Shenhong Wu, oncólogo de la Facultad de Medicina de Stony Brook University, Nueva York, y que no participó del estudio.
julio 23/2012 (Medlineplus)

Nota: Los lectores del dominio *sld.cu acceden al texto completo a través de Hinari.

Saroj Niraula, Bostjan Seruga, Alberto Ocana, Tiffany Shao, Robyn Goldstein, Eitan Amir.The Price We Pay for Progress: A Meta-Analysis of Harms of Newly Approved Anticancer Drugs. Journal of Clinical Oncology, 16 de julio del 2012.

julio 26, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Farmacología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración