La Organización Mundial de la Salud (OMS) inauguró su asamblea anual, que reúne a ministros del sector de todo el mundo para analizar las prioridades de la sanidad pública internacional, en momentos en que los presupuestos de los donantes tradicionales disminuyen debido a la crisis económica.

Chan advirtió de que los progresos frente al virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras enfermedades están amenazados por la tendencia a “medir cuánta salud se puede aportar por determinada cantidad de dinero” que muestran los países donantes, presionados a la vez en sus finanzas públicas.

La responsable de la OMS pidió que se recuerde que salvar una vida con una vacuna (punto de vista preventivo) es mucho más barato que mantener a un seropositivo con vida, aunque recalcó que, en su opinión, “la vida humana no puede valorarse, devaluarse o descontarse de esta manera”.

La segunda área de peligro a la que hizo referencia Chan es la relacionada con las enfermedades no transmisibles, cuyo carga para los sistemas de salud públicos del mundo ya supera a la de las enfermedades contagiosas.

Chan alertó del incesante aumento de las primeras: los casos de obesidad (causante de diversas dolencias crónicas) se duplicaron entre 1980 y 2008 en el mundo, uno de cada diez adultos sufre de hipertensión arterial y uno de cada diez de diabetes mellitus.

“Estas son las enfermedades que gravan los sistemas de salud hasta puntos de ruptura”, comentó.

Con estas advertencias empezó la 65 edición de la Asamblea Mundial de la Salud, que tiene en su agenda como uno de los temas centrales la reforma de la OMS.

Esta reforma incluye repensar la manera en que se establecen las prioridades de la institución y la gestión que se requiere para alcanzar resultados claros.

La organización, con un presupuesto anual de unos 2000 millones de dólares, cerró el ejercicio 2011 con un déficit proyectado de 50 millones de dólares, tras aplicar medidas de ahorro como la supresión de puestos.

Por el momento, las contribuciones no cubren totalmente el presupuesto de este año, según han reconocido fuentes de la institución sanitaria.

La forma en que se compone el presupuesto de la OMS dificulta la posibilidad de hacer previsiones fiables, pues el 80 % se financia con contribuciones voluntarias que están destinadas por los donantes a proyectos o programas determinados.

El 20 % restante proviene de las cuotas de los países miembros y es utilizado de manera flexible según los criterios de la entidad.
mayo 21/2012 (EFE)

Tomado del Boletín de Prensa Latina: Copyright 2012 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

mayo 22, 2012 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Salud Pública | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración