Los pacientes con cáncer intestinal que toman una baja dosis diaria de aspirina reducen sus posiblidades de morir por esa enfermedad en un tercio, según concluyó un estudio científico holandés publicado en la revista British Journal of Cancer (doi:10.1038/bjc.2012.101).

De acuerdo a la investigación del Centro Médico de la Universidad de Leiden, por la cual se analizaron 4500 casos de enfermos con cáncer intestinal en Holanda, todos aquellos que tomaron bajas dosis diarias de aspirina, unos 80 miligramos o menos al día, redujeron sus posibilidades de morir.

El consumo de dosis bajas de aspirina ya había sido recomendado para pacientes con enfermedades cardíacas.

Además, estudios recientes indicaron que el consumo de aspirina en dosis bajas podría prevenir el desarrollo de ciertos cánceres y funcionar como una terapia para prevenir metástasis.

Los investigadores de Leiden indicaron sin embargo que en algunos casos la droga podría tener efectos secundarios peligrosos, como irritación de las paredes del estómago o hemorragias internas.

En su estudio, que se realizó durante una década, un 25% de los pacientes no consumieron aspirina, otro 25% sólo tomó aspirina tras haber sido diagnosticado con cáncer intestinal, y el restante 50% consumió aspirina antes y después de su diagnóstico.

Los científicos concluyeron que consumir aspirina en bajas dosis durante cualquier periódico de tiempo después del diagnóstico reduce las posibilidades de morir por cáncer intestinal en un 23%.

Pero aquellos que tomaron la droga diariamente por al menos nueve meses después de ser diagnosticados redujeron sus posibilidades de morir en un 30%.

Tomar aspirina después de que el cáncer fue diagnosticado tuvo un efecto mayor a la hora de reducir la mortalidad, comparado con aquellos que tomaron aspirina antes y después del diagnóstico, que lograron reducir el riesgo mortal en un 12%.

Los expertos creen que esto podría deberse a que los pacientes que tomaron aspirina y seguían teniendo cáncer intestinal padecían de una forma agresiva de tumor que no respondía bien a la droga.

El doctor Gerrit-Jan Liefers, al frente de la investigación, indicó que su estudio “suma nueva evidencia acerca de que la aspirina no sólo puede prevenir el cáncer, sino también evitar que se propague a otras partes del cuerpo”.

Liefers sostuvo que la aspirina no debería ser utilizada como alternativa a otros tratamientos, como la quimioterapia, aunque sí podría ser útil como tratamiento adicional.

“Es posible que algunas personas de la tercera edad tengan otros problemas de salud que les impidan someterse a la quimioterapia. El cáncer intestinal es más común en personas mayores, así que estos resultados podrían ser un gran avance en el tratamiento de la enfermedad, en particular para este grupo de personas. Pero necesitamos más investigaciones para confirmar esto”, destacó.

Liefers confirmó que planea llevar a cabo una serie de pruebas controladas para para determinar cuán benéfica es la aspirina en pacientes de más de 70 años que padecen cáncer de intestino grueso.

Tras el anuncio, Sarah Lyness, vocera del grupo Cancer Research UK, afirmó que el estudio holandés “suma más evidencia creciente acerca de los beneficios de la aspirina”.

“Pero aún no estamos en la posición para recomendar a la gente comenzar a tomar aspirina con el fin de reducir las posibilidades de desarrollar cáncer. Aún quedan preguntas que tenemos que responder sobre los efectos colaterales, como las hemorragias internas, quién se beneficiaría más de tomar aspirina y quién no, qué dosis y por cuánto tiempo habría que tomar la droga”, agregó.

Según Lyness, “por el momento, hay muchas formas de reducir el riesgo del cáncer, como dejar de fumar, reducir el consumo de bebidas alcohólicas y mantener un peso sano”.
abril 25/2012 (ANSA)-

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

E Bastiaannet, K Sampieri, O M Dekkers, A J M de Craen, M P P van Herk-Suke, V Lemmens.Use of Aspirin postdiagnosis improves survival for colon cancer patients. British Journal of Cancer (2012) 106, 1564–1570.

mayo 5, 2012 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Farmacología, Oncología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración