Cuando los bebés necesitan ayuda para nacer, el uso de fórceps sería menos riesgoso para los recién nacidos que el parto por vacío o cesárea.

En el 2007, un tercio de los bebés de Estados Unidos nació por cesárea, comparado con el 21 % la década anterior.

Pero eso fue a pesar de la falta de pruebas de que los partos por cesárea o vacío fueran realmente más seguros que el fórceps para el bebé, indicó la doctora Erika F. Werner, obstetra de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins, en Baltimore, quien dirigió el estudio.

Con datos de más de 400 000 partos de mujeres primerizas, el equipo de Werner halló que los bebés que habían nacido con ayuda de fórceps eran un 45 % menos propensos a sufrir una convulsión que los niños nacidos con ayuda de una bomba de vacío o por cesárea.

Por otro lado, los bebés nacidos por cesárea eran menos propensos a sufrir de un tipo de sangrado cerebral llamado hemorragia subdural.

Werner aclaró que el riesgo de tener cualquiera de estas complicaciones fue bajo, sin importar el tipo de parto utilizado.

De hecho, el 0,12 % de los 15 000 bebés nacidos con ayuda de fórceps tuvo una convulsión al nacer, comparado con el 0,3 % de los bebés nacidos con ayuda de la bomba de vacío o por cesárea.

El porcentaje de hemorragias subdurales e intraventriculares fue aún más bajo.

“La tasa de cesárea está aumentando, sin evidencias de una superioridad real”, dijo Werner, cuyos resultados aparecen publicados en la revista Obstetrics & Gynecology
(doi: 10.1097/AOG.0b013e31823835d3).

Las cesáreas tendieron a provocar menos sangrado subdural que el uso de fórceps o la bomba de vacío. Menos del 0,1 % de esos bebés tuvo una hemorragia subdural, comparado con el 0,14 % de los partos con fórceps y el 0,19 % de los partos asistidos con bomba de vacío.

Lo importante, según dijo Werner, es que las mujeres conversen con el médico sobre todas las opciones de nacimiento de su hijo antes de empezar con el trabajo de parto y en caso de que necesiten de alguna intervención para resolver una complicación en el parto.

El estudio incluyó a mujeres residentes de la ciudad de Nueva York que habían tenido un bebé entre 1995 y el 2003, y demostró un patrón similar. El uso de fórceps se redujo con el tiempo, hasta llegar al 2 % de los partos en el 2003.
Diciembre 5/2011(Intramed)

Werner Erika F, JanevicTeresa M, Illuzzi Jessica M, Funai Edmund F, Savitz David A, Lipkind Heather S. Mode of Delivery in Nulliparous Women and Neonatal Intracranial Injury. Publicado en Obstetrics & Gynecology. Diciembre 2011 – Volume 118 – Issue 6 – p 1239–1246.

diciembre 10, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Ginecología y Obstetricia | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    diciembre 2011
    L M X J V S D
    « nov   ene »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración