Entre un 15 y un 20% de las pacientes con cáncer de mama puede desarrollar metástasis. De éstas, casi un 70% reciben tratamientos hormonales, puesto que tienen receptores hormonales positivos en sus tumores, que han demostrado ser más eficaces y tener menos efectos secundarios que la quimioterapia. Este es uno de los datos más destacados manejados en el desarrollo de la jornada “Adelantando el futuro en el cáncer de mama metastásico” que se celebró en Madrid.

El Dr. Miguel Martín, oncólogo del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, y el Dr. Emilio Alba, oncólogo del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, de Málaga, coordinaron la jornada donde se hizo un exhaustivo repaso del tratamiento de la enfermedad metastásica, así como de los tratamientos individualizados y del abordaje de la resistencia a los tratamientos hormonales.

En España se diagnostican al año entre 17 000 y 20 000 nuevos casos de cáncer de mama, es más frecuente en las mujeres y con un índice elevado de mortalidad en la población femenina.

Se ha dado especial énfasis al papel de Faslodex (fulvestrant) en los tratamientos de la enfermedad metastásica hormonosensible. Y es que, como explicó la Dra. Ana Lluch, oncóloga del Hospital Clínico Universitario de Valencia, “en estos momentos ya disponemos de un fármaco, fulvestrant, que es y será clave en el tratamiento hormonal de las pacientes con cáncer de mama metastásico (CMM)”.

El objetivo fundamental de los tratamientos hormonales en esta fase de la enfermedad aumentar la supervivencia al cáncer (cronificar la enfermedad) y tratar de que el paciente tenga una cierta calidad de vida.

La Dra. Lluch señaló que “a todo ello nos ayudan de una forma eficaz los tratamientos hormonales. Sobre todo, si tenemos en cuenta que, además de su eficacia, producen muy pocos efectos secundarios en las pacientes en comparación con la quimioterapia. Esto influye directamente en su calidad de vida y en su buena percepción y aceptación del tratamiento. “Estudios anteriores demostraron que las dosis de 250 mg de fulvestrant que utilizábamos eran subóptimas. Esto hizo que se aprobara una dosis más alta de fulvestrant (500 mg) una vez al mes, por vía intramuscular que ha demostrado ser mucho más eficaz”, explicó la Dra. Lluch.

Una de las cuestiones que más preocupa a los oncólogos en la actualidad es la aparición de resistencias al tratamiento hormonal clásico. En estos casos, también se puede utilizar fulvestrant a dosis de 500 mg, es eficaz incluso después de haber dado un tratamiento hormonal previo. Además, en pacientes que fueron tratadas previamente existen dificultades para establecer un nuevo tratamiento que, en este caso, se reducen considerablemente. “No tenemos que convencer a la paciente porque sabemos que no va a tener efectos secundarios”.
noviembre 20/2011 (Jano.es)

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2011
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración