Un grupo de investigadores peruanos consiguió reducir tumores en ratones utilizando la \”uña de gato\”, una planta que durante siglos ha sido parte de la medicina tradicional en Perú.
José Aguilar, jefe de la sección de Inmunología de la Universidad Cayetano Heredia en Lima, confirmó que la llamada Uncaria tomentosa tiene efectos para tratar el cáncer en animales, tal como se determinó en un reciente estudio, cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista Journal of Ethnopharmacology.
El experto destacó que hasta el momento solo se había estudiado el efecto antitumoral de la \”uña de gato\” en cultivos de células mediante el \”modelo in vitro\”. Los estudios posteriores con el \”modelo in vivo\” demostraron su efecto positivo en ratones, aunque remarcó que este primer experimento no significa que la planta sirva para tratar el cáncer en seres humanos, ya que aún faltan mayores ensayos.
La investigación comenzó cuando el estudiante de medicina Arturo Dreyfuss y otros investigadores de la institución peruana, en colaboración con la Universidad Federal de Paraná (Brasil), profundizaron en el estudio de la \”uña de gato\” en el tratamiento del cáncer.
Para ello, inocularon un tipo de tumor muy maligno llamado \”Walker\” a varios grupos de ratones, algunos de los cuales también recibieron extracto de \”uña de gato\”. El doctor Aguilar apuntó que estos últimos desarrollaron menor volumen y tamaño del tumor, si bien no se impidió la aparición del cáncer en los casos en los que previamente se había administrado “uña de gato” como medida preventiva.
El estudio reveló que esta sustancia natural logró reducir los tumores mediante mecanismos de oxidación, que tienden a eliminar las células cancerígenas, al tiempo que estimuló la liberación de enzimas o sustancias antioxidantes en el hígado, que protegen las células sanas.
Los científicos aún no han determinado por qué la “uña de gato” actúa de forma tan diferente en el tumor o en el hígado, pero ya empezaron a ensayar con el melanoma maligno B16, que empieza en la piel y luego se expande a los tejidos internos del pulmón, riñón y otros órganos.
En los laboratorios de la universidad, el procedimiento de los nuevos ensayos es similar a los anteriores: los cultivos de \”B16\” se multiplican en una cabina de flujo laminar, se administran diferentes concentraciones de tumor a los ratones por debajo de una pata o en el dorso, se hace un seguimiento a los animales durante semanas y finalmente se obtienen los resultados, relató a Efe la investigadora Yubell lvarez.
Para el equipo de médicos, biólogos y otros especialistas, la \”uña de gato\” no es una planta desconocida, ya que desde 1995 trabajan con ella. Los expertos primero se dedicaron a estudiar su actividad antiinflamatoria, luego su posible toxicidad -que resultó ser negativa- y por último su uso en el tratamiento del cáncer.
Durante miles de años, las comunidades indígenas peruanas ya le atribuían a esta planta propiedades curativas contra las inflamaciones, la artritis e incluso el cáncer. Pero la sabiduría popular, que conoce infinidad de plantas nativas, no es válida a “ojos de la comunidad científica internacional”, algo que la universidad peruana pretende cambiar con estos estudios, remarcó Aguilar.
Lima, octubre 15/2010 (EFE)

octubre 17, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Medicina Alternativa, Medicina Herbaria, Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración