Algunas de las píldoras más populares contra la hipertensión arterial pudieran aumentar levemente el riesgo de padecer cáncer, pero los médicos dicen que es muy pronto como para descartarlas, indicó un nuevo estudio publicado en la revista médica The Lancet OncologyEn un análisis de cinco investigaciones previas que dieron seguimiento a unos 60 000 pacientes, los expertos encontraron un vínculo entre las personas que usan medicinas conocidas como bloqueadores de receptores de angiotensinas (ARBs) y el cáncer. Millones de personas en todo el mundo usan esos fármacos para tratar la hipertensión arterial, problemas cardíacos y enfermedades renales como consecuencia de una diabetes mellitus.
En el análisis, los científicos encontraron que las personas que usaron las píldoras tuvieron aproximadamente un 1% más riesgo de padecer cáncer que las personas que no las ingirieron. Ello incluye una amplia gama de tipos de esta enfermedad: de próstata, mamas y un aumento notable en el cáncer de pulmón.
Aproximadamente el 85% de las personas usaron telmisartan, vendida como Micardis y producida por Boehringer Ingelheim Corp. No hubo diferencia en la tasa de muertes por cáncer entre las personas que usaron los fármacos, comparada con las personas que no los emplearon.
En la investigación no se proporcionaron fondos para ella, pero el doctor Ilke Sipahi, su principal autor, recibió en el pasado pagos de compañías de medicamentos como Pfizer Inc., AstraZeneca y Ranbaxy Pharmaceuticals, que producen drogas contra la hipertensión arterial. Otros autores reportaron haber recibido fondos similares de otras farmacéuticas.
“El riesgo para el paciente individual es modesto”, dijo Sipahi, director asociado para ataques cardíacos y transplantes en el Centro Médico Case de los University Hospitals en Cleveland.
Sin embargo, cuando usted lo analiza desde la perspectiva de las cifras de población, millones y millones de personas usan esas drogas y eso pudiera causar mucho exceso de cáncer en el mundo, agregó el galeno.
Sipahi y sus colegas calcularon que ocurrirá un caso adicional de cáncer por cada 105 personas que usan los medicamentos durante unos cuatro años. Dijo que no existía información suficiente como para saber si el riesgo desaparece una vez que dejan de usar las píldoras.
Boehringer Ingelheim no estuvo de acuerdo con los resultados del estudio y dijo que Micardis es una de las drogas mejor investigadas en el mundo. En un comunicado, la compañía afirmó que tenía información interna de seguridad que contradice la investigación de The Lancet Oncology.
De acuerdo con estudios realizados por la empresa, no hubo vínculos entre el uso de Micardis y un incremento en el riesgo de padecer cánceres.
Londres, junio 14 (AP)

junio 15, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Enfermedades crónicas no trans., Farmacología, Neoplasias, Oncología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración