El ejercicio de resistencia y el de alta intensidad ralentizan y podrían revertir el envejecimiento celular, según un estudio de la Universidad de Leipzig, en Alemania, que se publica en European Heart Journal. No se obtendría el mismo efecto, por otra parte, con el entrenamiento de fuerza.

ancianas-ejercicioEl estudio liderado por Ulrich Laufs, contó con la participación de 266 jóvenes sanos pero inactivos al comienzo del estudio a los que se asignó a cuatro grupos de forma aleatoria. Así, un grupo realizó durante seis meses ejercicio de resistencia (carrera de resistencia), otro entrenamiento interválico de alta intensidad (calentamiento seguido de cuatro series de carrera de alta intensidad alternada con trote y para finalizar vuelta a la calma con carrera lenta), entrenamiento de fuerza -con un circuito compuesto por ocho máquinas- y, en el último caso, los participantes continuaron con su estilo de vida inactivo.

Impacto del ejercicio en los telómeros

Los individuos en los grupos de intervención con ejercicio realizaron tres sesiones semanales de 45 minutos cada una y solo 124 completaron el estudio. Los investigadores analizaron en muestras sanguíneas de los participantes -recogidas al comienzo del estudio y siete días antes de finalizar el trabajo- la longitud de los telómeros y la actividad de la telomerasa en los linfocitos. “Nuestro principal hallazgo es que, al comparar los resultados con las muestras recogidas al comienzo del estudio y en el grupo control, se observó un aumento en la actividad de la telomerasa y en la longitud de los telómeros en los participantes que realizaron ejercicio de resistencia y ejercicio interválico de alta intensidad; un resultado que no se observó en el grupo que realizó ejercicio de musculación”, ha explicado Laufs.

De hecho, la actividad de la telomerasa aumentó de dos a tres veces y la longitud de los telomeros lo hizo de forma significativa en los grupos de resistencia y de alta intensidad en comparación con el resto de la muestra. “El estudio identifica un mecanismo por el cual el entrenamiento de resistencia mejora el envejecimiento saludable. Los resultados podrían ayudar a tener en cuenta la longitud de los telómeros como un indicador de la edad biológica en estudios de intervención futuros”.

Efectos del entrenamiento aeróbico de intensidad y del ejercicio interválico de alta intensidad frente al ejercicio de musculación en la longitud de los telómeros.

Ejercicio de resistencia y envejecimiento saludable

Christian Werner, de la Universidad Saarland, de Alemania, y coautor del trabajo, ha añadido que las conclusiones del estudio “apoyan las actuales recomendaciones de la Sociedad Europea de Cardiología que establecen que el ejercicio de musculación debería ser complementario al entrenamiento de resistencia más que un sustituto. Además, los datos señalan a la actividad de la telomerasa y a la longitud de los telómeros como vías sensibles para medir a nivel celular los efectos de  las diferentes formas de ejercicio. Utilizar estas medidas para guiar las recomendaciones de ejercicio para los individuos podría ayudar a mejorar tanto la adherencia como la eficacia de los programas de ejercicio en la prevención de la enfermedad cardiovascular”.

Estudios previos ya habían señalado la asociación entre la longitud de los telómeros y la actividad de la telomerasa con un envejecimiento saludable. Sin embargo, este es el primer estudio controlado, aleatorio y prospectivo en estudiar los efectos de diversas formas de ejercicio en el envejecimiento celular.

Los investigadores han añadido que el mecanismo que explicaría por qué el ejercicio de alta intensidad y el de resistencia podrían mejorar la actividad de la telomerasa y la longitud de los telómeros podría deberse al efecto de estas actividades sobre los niveles de óxido nítrico en los vasos sanguíneos. “Desde una perspectiva evolutiva, el ejercicio de resistencia y de alta intensidad podría imitar el comportamiento viajero y de lucha de nuestros ancestros por encima del entrenamiento de musculación”, ha añadido Werner.

No obstante, los investigadores reconocen que el estudio tiene sus limitaciones, en parte por la escasez de la muestra, y añaden que la actividad diaria de los participantes, más allá del entrenamiento dirigido, podrían haber incluido el impacto de otros elementos, aunque esta sería una variable que se repetiría en todos los grupos.
diciembre 4/2018 (diariomedico.com)

 

diciembre 5, 2018 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bienestar y Calidad de Vida, Cardiología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    diciembre 2018
    L M X J V S D
    « nov    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración