Los tumores perioculares más frecuentes son los carcinomas basocelulares, una de cuyas principales causas es la excesiva exposición solar. Son tumores que suelen manifestarse como una masa pequeña que no cura, que puede derivar en una úlcera.
ojos(1)“El abordaje quirúrgico es sencillo si el diagnóstico se realiza en fases iniciales pero a veces nos encontramos con que el tumor está muy avanzado y los pacientes no son candidatos a cirugía por edad o porque presentan problemas cardiovasculares o demencia”, ha señalado César Sierra, profesor de la Universidad de Yale, en Connecticut, Estados Unidos, que ha participado en el III Curso Básico de Cirugía Plástica Ocular, organizado por el Instituto Universitario Fernández-Vega, en Oviedo, y al que han asistido 250 especialistas

Las nuevas alternativas incluyen tanto terapia fotodinámica, quimioterapia oral y tópica, radioterapia y crioterapia. “Los resultados son muy buenos en determinados tipos de carcinomas basocelulares, los pacientes se mantienen sin recidiva a los dos años en un elevado porcentaje de casos”, ha indicado Sierra.

Queratoprótesis

Para Javier Fernández-Vega, director del curso y de la Unidad de Cirugía Plástica Ocular del Instituto Fernández-Vega, con estos abordajes “ya a los seis meses el paciente está libre del tumor. La mejor opción siempre es la cirugía pero, cuando no se puede, también disponemos de estas alternativas”.

Otro de los temas abordados en el curso por Juan de la Cruz, de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, ha sido el papel de las nuevas queratoprótesis, en cuyo diseño él mismo ha colaborado, como alternativa al trasplante de córnea cuando éste fracasa, así como el papel que desempeña el cirujano oculoplástico, colaborando con los cirujanos de polo anterior. Uno de estos modelos es la queratoprótesis de Boston “que consigue una mejor integración a partir de nuevos diseños y nuevos materiales”, ha señalado Fernández-Vega.

Existen dos modelos “la Boston Kpro o tipo 1 para pacientes cuya superficie ocular está relativamente bien conservada y la tipo 2 para pacientes sin superficie ocular. “La prótesis es conectada a través del párpado al globo ocular”.

Técnicas endoscópicas

Las causas que pueden dar lugar a la necesidad de queratoplastia son quemaduras, causticación por ácido, así como enfermedad autoinmune o secuelas del tratamiento con quimioterapia, que derivan en una desestructuración del segmento anterior del ojo asociado a una pérdida de soporte vascular del segmento anterior del ojo pero en las que la retina no pierde su función. “En algunos de estos casos el soporte está tan dañado, sin aporte vascular alguno, que la córnea trasplantada no sobrevive y es necesario optar por una córnea artificial”.

Sobre la dacriocistorrinostomía endoscópica, Sierra presentó su experiencia con cirugía endoscópica del ducto lagrimal cuando éste está totalmente obstruido, por vía endonasal y como alternativa a cirugía abierta. “Es un abordaje muy limpio, sin cicatriz ni molestias para el paciente y una rapidísima recuperación y con la que se consiguen muy buenos resultados.

Sierra que desarrolla entre 300 y 400 intervenciones de las vías lagrimales al año señala que ya realiza todas las intervenciones de este tipo por endoscopia. El único reto es que el oftalmólogo no suele tener un conocimiento profundo de la anatomía de la nariz “por lo que es necesario familiarizarse primero con la anatomía nasal”.
junio 3/2018 (diariomedico.com)

junio 4, 2018 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Medicina Regenerativa, Oftalmología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    junio 2018
    L M X J V S D
    « may   jul »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración