La Universitat Politécnica de Catalunya (UPC) y el Hospital Clínic de Barcelona (Catalunya, España) ensayarán a partir de septiembre un sistema diseñado para mejorar la terapia de rehabilitación de la musculatura del suelo pélvico, un tratamiento recomendado para evitar o tratar la incontinencia urinaria. Se hará en el marco del proyecto europeo WOMEN-UP y también participarán el Academic Medical Center de Ámsterdam y el Kuopio University Hospital. La tecnología, que ya ha sido probada en 21 mujeres, incorpora juegos serios (serious games) para dispositivos móviles, que se guían mediante los movimientos musculares, y la supervisión médica remota a través de una plataforma web.

Incontinencia urinariaLa incontinencia urinaria es cualquier pérdida involuntaria de orina. Se trata de una enfermedad que afecta a una de cada tres mujeres de todas las edades, lo que supone más de 56 millones de personas en Europa y más de 350 millones en todo el mundo. No se trata de un proceso normal asociado al envejecimiento y conlleva un impacto negativo en la calidad de vida de las mujeres que la padecen. Los principales factores de riesgo asociados a la incontinencia urinaria son el embarazo y el parto, el sobrepeso y la obesidad y los deportes de alto impacto. Hay varios tratamientos que permiten mejorar o hacer desaparecer los síntomas, en función del tipo de incontinencia de la que se trate, y también se pueden tomar medidas preventivas para evitar su aparición.

Uno de los enfoques que ha demostrado su utilidad en la prevención y tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo es el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico. Consiste en la aplicación de un programa de ejercicios de contracción y relajación de los músculos que forman la base de la pelvis. Si el tratamiento se sigue y se realiza correctamente, con la supervisión de un terapeuta, la tasa de curación/mejoría puede llegar al 70 %. Es muy importante que la paciente sepa si está haciendo bien los ejercicios de entrenamiento, y esto se consigue mediante dispositivos y programas informáticos de biofeedback que registran y muestran la actividad muscular durante los ejercicios con los electrodos de una sonda vaginal. Solo algunos dispositivos clínicos disponen de esta tecnología y en ningún caso se monitoriza a la vez la actividad abdominal para garantizar la correcta ejecución de los ejercicios.

La solución tecnológica que plantea el proyecto europeo WOMEN-UP es un sistema para el tratamiento en casa, que hace uso de los juegos serios (serious games) instalados en el móvil de la mujer, con el objetivo de motivarla a cumplir con el programa de ejercicios que tiene que hacer cada día. Concretamente, el sistema está formado por tres elementos: unos dispositivos inalámbricos que captan las contracciones musculares que son enviadas al móvil, una plataforma web que recoge los datos y la progresión del tratamiento y una aplicación de móvil que contiene los juegos. “El terapeuta obtiene la información de forma telemática a través de la plataforma, hace el seguimiento y programa ejercicios personalizados, mientras que la paciente puede tener una primera evaluación de los resultados en tiempo real. En todo momento, tanto la paciente como el terapeuta pueden consultar su evolución”, explica Miguel Ángel Mañanas, coordinador del proyecto y profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas, Automática e Informática Industrial de la UPC.

Desde finales de 2016 hasta este mes de febrero, se ha realizado un ensayo técnico con 21 pacientes, 11 en la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Clínico y 10 del Kuopio University Hospital (Finlandia). Este estudio ha analizado el funcionamiento del primer prototipo del sistema y las participantes lo han valorado muy positivamente y han aportado sugerencias para mejorarlo antes del ensayo clínico. “Hemos visto que con este primer dispositivo las pacientes se encuentran mucho más motivadas para hacer el entrenamiento que antes, con lo que las posibilidades de éxito en el tratamiento aumentan”, explica la Dra. Montserrat Espuña, jefe de la Unidad de Suelo Pélvico del Clínico.

A partir del mes de septiembre y en el marco del proyecto WOMEN-UP, un grupo de 300 mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, leve o moderada, participarán en el ensayo clínico final de este sistema. Se tratará de un ensayo multicéntrico e internacional en el que participarán el Hospital Clínico, el Academic Medical Center de Amsterdam y el Kuopio University Hospital. El llamamiento para captar voluntarias que quieran participar ya ha comenzado a través de la página web stopui.com. En concreto se buscan 110 voluntarias en Barcelona, 110 en Ámsterdam y 80 en Finlandia. Así, se tendrá una muestra amplia y variada que permitirá tener en cuenta las valoraciones de pacientes, médicos y terapeutas de sistemas sanitarios que utilizan pautas diferentes para alcanzar un mismo objetivo: el entrenamiento continuado de los músculos del suelo pélvico.

El proyecto WOMEN-UP tiene como objetivos principales mejorar la calidad de vida de las mujeres que tienen incontinencia urinaria y reducir en gran medida el coste que genera la atención a largo plazo, aproximadamente 10 000 millones de dólares, según datos de la OMS, y las listas de espera. Se trata del primer proyecto de esta magnitud enfocado al tratamiento de esta enfermedad y cuenta con la financiación de la Comisión Europea en el marco del programa Horizon 2020. Está en marcha desde febrero de 2015 y finalizará en julio de 2018. El coste total es de 3,5 millones de euros, de los cuales la Unión Europea financia más de 3,2.

Por parte de la UPC, el coordinador del proyecto es Miguel Ángel Mañanas, profesor del Departamento de Ingeniería de Sistemas, Automática e Informática Industrial, y el coordinador científico es Juan José Ramos, profesor del Departamento de Ingeniería Electrónica, ambos investigadores del Centro de Investigación en Ingeniería Biomédica (CREB). El CREB forma parte del Centro de Innovación y Tecnología (CIT UPC), que articula todos los centros UPC miembros de la red TECNIO de la Generalitat de Cataluña.

Por parte del Hospital Clínico, la coordinadora clínica del proyecto es la doctora Montserrat Espuña, consultora senior y jefe de la Unidad de Suelo Pélvico del Instituto Clínico de Ginecología, Obstetricia y Neonatología (ICGON). La doctora Espuña ha sido la fundadora y presidenta de la sección de suelo pélvico de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SESP-SEGO) y actualmente es presidenta del Comité de Educación de la European Urogyanecological Association (EUGA) y vicepresidenta de la Sociedad Iberoamericana de Neurourología y Uroginecología (SINUG). El equipo de Uroginecología del Hospital Clínico tiene más de treinta años de experiencia en el tratamiento de la incontinencia en la mujer. El equipo investigador del ICGON para este proyecto está formado por la Sra. Amelia Perez Gonzalez, la Dra. Sonia Ángulos y la Dra. Cristina Ros.

Detrás del proyecto hay un consorcio interdisciplinario formado por ocho entidades de siete países de la UE: los socios españoles UPC y Fundación Privada Clínic para la Investigación Biomédica; la empresa Mega Electronics Ltd. y el Kuopio University Hospital (KUH) de Finlandia; el Academic Medical Center (AMC), de Ámsterdam; la asociación médica European Urogynaecological Association (EUGA); la universidad rumana Babes-Bolyai University (BBU); y la empresa suiza YouRehab Ltd. (YR).
marzo 17/2017 (noticiasdelaciencia.com)

marzo 18, 2017 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Bienestar y Calidad de Vida, Bioingeniería | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    marzo 2017
    L M X J V S D
    « feb   abr »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración