Los pacientes con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que reciben tratamiento farmacológico estable podrían no necesitar exámenes de densidad mineral ósea (DMO) de rutina debido a que ésta se estabiliza o aumenta en el largo plazo, de acuerdo a un nuevo meta-análisis.

“Combinados, nuestros resultados sugieren que una baja DMO no debería ser una preocupación para la mayoría de los individuos jóvenes o de mediana edad con VIH que son adecuadamente tratados con terapia antirretroviral y están bien alimentados”, dijo el equipo del doctor Mark Bolland.

Los autores, que publicaron su reporte en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism (doi:10.1210/jc.2011-0591) , indicaron que dado que el peso es un importante determinante de la DMO, los pacientes con VIH no tratados y con una mayor pérdida de peso podrían tener una menor densidad ósea.

En cambio, aquellos que reciben una terapia antirretroviral altamente activa (HAART) probablemente vean un aumento del indicador debido a la recuperación de peso. En ese caso, el estatus de la terapia explicaría los diferentes resultados observados en los estudios sobre DMO en pacientes con VIH.

Para seguir investigando, los expertos de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, identificaron seis estudios controlados en los que las mediciones de DMO en un total de 779 pacientes con VIH se compararon con grupos de control no infectados, más 31 estudios no controlados con 2026 pacientes con el virus.

En el análisis primario usando los seis estudios controlados, todos los pacientes con VIH estaban tomando la terapia antirretroviral en la línea de base.

Durante el seguimiento, no hubo diferencias significativas entre el cambio desde la línea de base en la DMO en la cadera o el cuello del fémur en las muestras de pacientes infectados en comparación con los grupos de control.

En tanto, hubo una disminución de un 0,6% de la DMO en la columna de los pacientes con VIH en comparación con los grupos de control.

En un análisis secundario que incluyó los estudios no controlados, el equipo halló que la mayoría de los participantes que tomaban HAART al inicio del estudio tenían una DMO estable o en aumento al año y mediciones estables o leves disminuciones a los dos años.

En cambio, la mayoría de los pacientes que iniciaron la terapia al comenzar la investigación tuvieron una pérdida significativa de DMO al año y una disminución menor a los dos años.

En conclusión, el equipo del doctor Bolland señaló que “la DMO es estable en las muestras de pacientes con VIH que siguen terapias antirretrovirales, mientras que los grupos que inician la HAART tienen una pérdida de DMO acelerada en un corto plazo, seguida por un período más largo de estabilidad/aumento”.

Por lo tanto, agregaron: “se justificaría reconsiderar las recomendaciones actuales sobre un control de por vida de la DMO cada uno o dos años durante la terapia antirretroviral”.
Nueva York, julio 18/2011 (Reuters Health)

Mark J. Bolland, Tom K. M. Wang, Andrew Grey, Greg D. Gamble, Ian R. Reid. Stable Bone Density in HAART-Treated Individuals with HIV: A Metaanalysis JCEM, publicado junio 2011.

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración