Los tratamientos para la retinopatía diabética hasta el momento no son los más efectivos y confiables.Por ejemplo, los medicamentos en forma de gotas para los ojos suelen tener una tasa más baja de difusión en el ojo de lo deseable, así como posibles efectos secundarios.Y la mayoría de los pacientes descartan introducirse una aguja en el ojo.

Por eso investigadores de la Universidad de British Columbia (UBC), en Vancouver (Canadá), han desarrollado un dispositivo que hará más seguro y eficaz el tratamiento farmacológico de la patología. El dispositivo, del tamaño de la cabeza de un alfiler, consiste en un depósito sellado flexible hecho de polidimetilsiloxano, que se implanta detrás del ojo.

Parte de la membrana flexible del reservorio es magnética. Un campo eléctrico aplicado al dispositivo hace que la membrana magnética se deforme y libere una cantidad controlada del fármaco a través de un agujero pequeño, de forma similar a como se libera el agua de una botella plástica cuando se exprime.

La ventaja del dispositivo de la UBC sobre otras microbombas actuales es que no requiere baterías ni electricidad. Por otra parte, es lo suficientemente pequeño como para ser implantado directamente en el ojo, por lo que no depende de la difusión.

Las primeras pruebas de laboratorio realizadas con el medicamento docetaxel demuestran que el dispositivo suministra consistentemente una dosis adecuada y no se rompe ni gotea después de 35 días. Por otra parte, el docetaxel mantuvo su eficacia farmacológica incluso después de permanecer en el aparato durante más de dos meses.
Julio 8/2011 (Diario Médico)

julio 8, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Endocrinología, Enfermedades crónicas no trans., Farmacología, Oftalmología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración