Un grupo de investigadores de Francia,  Suecia y el Reino Unido logró descifrar el mecanismo que hace  eficaz al paracetamol contra la fiebre y las inflamaciones,  abriendo la puerta a nuevos tipos de medicamentos con las  mismas propiedades pero sin sus efectos colaterales.

El paracetamol se comercializa en las farmacias desde hace  unos sesenta años, pero hasta ahora su mecanismo preciso de  acción -que lo convirtió en uno de los medicamentos más  consumidos y prescritos en el mundo- no se conocía con  exactitud.

Derivado de la anilina, su descubrimiento se remonta incluso  a 1890 y al parecer se obtuvo por azar, tras la transformación  del subproducto de un procedimiento industrial.

Los nuevos estudios abren un escenario innovador para la  farmacología, que ahora podrá trabajar -aunque a largo plazo-  en el desarrollo de moléculas con las mismas propiedades  antifebriles, analgésicas y antiinflamatorias del  paracetamol pero sin sus efectos secundarios.

En caso de sobredosis, en efecto, el paracetamol puede causar  toxicidad en el hígado, los riñones y la médula espinal.

Los investigadores describieron la acción del paracetamol en  ratones de laboratorio, en una investigación publicada por la  revista Nature Communications
(doi: 10.1038/ncomms1559).

Pudieron comprobar que el paracetamol es eficaz gracias a  una proteína, la TRPA1, que se encuentra en la superficie de las células nerviosas.

La experimentación consistió en un test sobre los ratones  para observar su umbral de dolor. Se midió el número de segundos  necesarios para que un ratón retirara la pata de una superficie  levemente caliente y se observó que el paracetamol aumentaba  este período de tiempo, demostrando que reduce el dolor  inducido por el calor.

Luego los científicos repitieron el test eliminando la  proteína TRPA1 y descubrieron que el paracetamol ya no tenía más  efecto contra el dolor.

“Nuestro descubrimiento muestra por primera vez -afirmó  Stuart Bevan, del King’s College de Londres, uno de los autores  de la investigación- que esta proteína es un mecanismo de acción  para el analgésico”.

El equipo también descubrió que tomar paracetamol induce la  creación de un subproducto dañino llamado NAPQUI, responsable de  los efectos colaterales tóxicos, en caso de sobredosis, en la  médula espinal y en el hígado.

“Ahora podemos comenzar a buscar moléculas que funcionen del  mismo modo para dar alivio al dolor -agregó David Anderson, del  King’s College de Londres- pero que sean menos tóxicas y no  impliquen complicaciones serias en caso de sobredosis”.
Diciembre 21/2011 LONDRES, (ANSA) -

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Andersson DA, Gentry C, Alenmyr L, Killander D, Lewis SE, Andersson A.TRPA1 mediates spinal antinociception induced by acetaminophen and the cannabinoid Δ(9)-tetrahydrocannabiorcol.Publicado en Nat Commun. 2011 Nov 22;2:551.

diciembre 24, 2011 | Dra. María T. Oliva Roselló | Filed under: Farmacología | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

  • Noticias por fecha

    diciembre 2011
    L M X J V S D
    « nov   ene »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración