Portal de Infomed

Boletín al día

julio 4, 2011

Causas de muerte en países ricos y pobres

Un informe de la Organización Mundial de  la Salud (OMS) detalló las causas más frecuentes de muerte en  los países de altos ingresos y en los más pobres del mundo, con  el objetivo de ayudar a las autoridades en el momento de  establecer sus políticas sanitarias.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de  muerte en el mundo, con 13,5 millones de decesos por año, la  mayor parte de los cuales en países con ingresos altos y medios.

Las infecciones de las vías respiratorias, la diarrea y el  sida son, en cambio, las causas de muerte más frecuente en las  regiones más pobres del mundo, según  informe difundido.

El documento, publicado en el sitio de Internet de la OMS,  subraya que identificar las causas de muerte en distintos sitios  del mundo apunta a que \”los datos ayuden a las autoridades a  determinar si las políticas sanitarias están orientadas en la  dirección correcta\”.

\”Un país donde las muertes por problemas cardíacos o diabetes  crecen rápidamente en pocos años, por ejemplo, tiene un fuerte  interés en poner en marcha un programa que aliente a estilos de  vida orientados a prevenir estas enfermedades\”, explica el  estudio.

Según los datos de la OMS, en 2008 murieron en el mundo 57  millones de personas.

Después de las enfermedades cardiovasculares, que provocaron  13,5 millones de víctimas (7,3 por isquemia y el 6,2 por infarto  y accidentes cerebro vasculares), que representan el 23,6 % del total, las causas de muerte más difundidas en el  mundo son las infecciones en las vías respiratorias (6,1 %); las afecciones pulmonares crónicas (5,8%) y la diarrea  (4,3 %).

En la escala siguen el sida (3,1 %) y los tumores  pulmonares, bronquiales y de garganta (2,4 %).

La OMS subraya en el informe que el tabaco es responsable de  la muerte de un adulto cada diez en el mundo.

En particular, en los países de altos ingresos, donde dos  tercios de los habitantes vive más de 70 años, las enfermedades  cardiovasculares representan el 24,3% del total de decesos,  seguidas por los tumores de pulmón, de garganta o de bronquios  (5,9 %) y el alzhéimer y otras variantes de demencia  (4,1 %).

También en los países de ingresos medios, donde casi la mitad  de sus habitantes vive hasta los 70 años, las afecciones  cardiovasculares son la causa principal de muerte (26,5 %), seguidas por los problemas pulmonares crónicos (7,2 %) y respiratorios (5,4 %).

Entre las causas de muerte se mencionan también los  accidentes callejeros y la tuberculosis (2,4 %).

En los países pobres, en cambio, donde un quinto de la  población total vive hasta los 70 años, las infecciones  respiratorias son la primera causa de muerte (11,3 %),  por encima de la diarrea (8,2 %), el sida (7,8 %) y la isquemia (6,1 %).

En estos países, aclara la OMS, predominan las muertes  relacionadas con procesos infecciosos, pero también ocupan un  lugar de relevancia las causas derivadas de nacimientos (3,2 % por bebés prematuros o bajo peso al nacer; 2,9 %  por asfixia o trauma durante el parto y 2,% por  infecciones neonatales).
Junio 29/2011(Prensa Latina)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2011 \”Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.\”

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

| Editora principal – Especialista en Información | Dpto. Fuentes y Servicios de Información, Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Telefs: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.
Políticas del Portal. Los contenidos que se encuentran en Infomed están dirigidos fundamentalmente a profesionales de la salud. La información que suministramos no debe ser utilizada, bajo ninguna circunstancia, como base para realizar diagnósticos médicos, procedimientos clínicos, quirúrgicos o análisis de laboratorio, ni para la prescripción de tratamientos o medicamentos, sin previa orientación médica.