Médicos de los Estados Unidos, han descrito un tipo raro de daño renal en un hombre de 81 años. La razón se debió a la dieta inusual del enfermo: trató de consumir la mayor cantidad posible de antioxidantes, por lo que comía nueces y germen de trigo todos los días. El exceso de ácido oxálico en este alimento, 10 veces la norma diaria, formó cristales que dañaron los túbulos renales del enfermo. El caso fue publicado en BMJ Case Reports.

Comer comida rápida, o pre cocida puede provocar varias enfermedades: desde obesidad hasta pérdida de visión. Esto se debe no solo al contenido excesivo de calorías de dicha comida, sino también a la falta de vitaminas y minerales. Pero el entusiasmo por la nutrición adecuada no siempre es seguro; por el contrario, puede haber demasiadas sustancias minerales en la comida sana.

Exceso de ácido oxálico

Por ejemplo, Barbara Clark de Allegheny Health Network y sus colegas describieron el caso de un hombre de 81 años. El enfermo había tenido buena salud toda su vida y, a pesar de sus treinta años de historia de diabetes tipo 2, nunca había estado hospitalizado, no se había sometido a exámenes serios y no había recibido inyecciones intravenosas.

Una vez en su análisis de sangre, los médicos encontraron un aumento de creatinina, 2 veces mayor de lo normal. Este es un subproducto del trabajo muscular, que normalmente es eliminado por los riñones. Si hay demasiada creatinina en la sangre, esto sugiere que los riñones no están haciendo bien su tarea. Sin embargo, los médicos no encontraron ninguna causa obvia de insuficiencia renal: el enfermo no fumaba y rara vez bebía alcohol, no tenía signos de inflamación o intoxicación, todas las demás pruebas eran normales.

Algunas semanas después, aparecieron otros síntomas: náuseas, anorexia y letargo. La creatinina en la sangre ya era 8 veces más alta de lo normal, y sus riñones casi no excretaban. En el análisis de orina, los médicos encontraron signos de necrosis tubular aguda, es decir, destrucción del tejido renal. Sin embargo, no se pudo encontrar la razón de inmediato: los médicos descartaron una infección viral, cáncer y enfermedades autoinmunes.

Después de analizar la orina repetidamente, los médicos descubrieron cristales de oxalato de calcio, sales de ácido oxálico. Después de eso, realizaron una biopsia de los riñones del enfermo y confirmaron su diagnóstico: nefropatía causada por la acumulación de oxalato.

La cantidad de sales de ácido oxálico en el cuerpo pudo aumentarse por varias razones. Por ejemplo, por un defecto genético congénito que hace que las células hepáticas secreten más oxalato de lo habitual. O por un efecto secundario de tomar medicamentos, como productos adelgazantes que bloquean la absorción de grasas en los intestinos.

Cuidados con las dietas saludables

Pero en el caso del octogenario, los hábitos alimenticios fueron en la causa de la nefropatía. Resultó que era partidario de una dieta saludable y trató de obtener la mayor cantidad posible de antioxidantes de los alimentos. Todos los días bebía no menos de un litro de leche de almendras, y también comía varias cucharadas de pasta de tomate, plántulas de trigo, maní, nueces de Brasil, avellanas, pistachos, almendras y cacao en polvo. Según los investigadores, esta dieta trajo al enfermo 1 500 mg de ácido oxálico por día, más de 10 veces la norma diaria.

Después del diagnóstico final, se eliminaron la mayoría de los síntomas. A pesar de que los familiares del enfermo notaron que el anciano decayó durante varios días, finalmente regresó a una vida activa. La cantidad de creatinina en su sangre disminuyó, aunque no alcanzó valores normales.

Los médicos señalan que las personas apasionadas por un estilo de vida saludable pueden no saber cuánto y qué sustancias obtienen con los alimentos. Al mismo tiempo, incluso una dieta variada puede tener graves consecuencias. Por lo tanto, los autores recomiendan que los colegas presten más atención a las encuestas de enfermos sobre las preferencias alimentarias.

A pesar del hecho de que muchas personas tienden a consumir más antioxidantes, no hay tanta evidencia directa de sus beneficios  para una persona sana. Por el contrario, hay estudios de que muchas vitaminas y suplementos dietéticos no aportan beneficios y, en algunos casos, debilitan el sistema inmunitario, al menos en ratones.

octubre 12/2019 (nmas1.org) 

 

 

octubre 14, 2019 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Enfermedades Raras, Medicina Interna, Nefrología, Nefropatías | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración