Investigadores del Centro de Cognición y Socialidad del Instituto de Ciencias Básicas de Daejeon en Corea del Sur, han identificado un nuevo responsable en el cerebro de las adicciones ligadas a un lugar específico, una situación que se puede producir en algunas personas adictas a una droga que dejan el hábito al mudarse, por ejemplo.

hipocampoSi alguien te pregunta ¿eres adicto al café?, puedes responder: Sí, pero con una condición, solo en mi oficina. No tengo muchas ganas de tomar café en casa, pero el hecho de estar en la oficina, donde solía tomar café todo el tiempo, parece desencadenar la adicción de mi cerebro a la cafeína. A menudo se dice que romper con malos hábitos o adiciones se trata de la fuerza de voluntad de una persona. Sin embargo, la adicción es una adaptación. No eres tú, es la jaula en la que vives, reflexiona Justin Lee, uno de los autores de este trabajo, que se ha publicado en la revista Cell Reports.

Distintos estudios han revelado que los estímulos ambientales como los lugares son la razón detrás de una adicción. Por ejemplo, las investigaciones sobre los veteranos de la guerra de Vietnam, adictos a la heroína, encontraron que los cambios en su lugar de vida, al regresar a casa del campo de batalla, eran la fuerza oculta para romper sus adicciones a las drogas de manera efectiva.

Cuando una persona se siente feliz, varias áreas del cerebro participan para sentir, recordar y repetir la acción. Específicamente, el hipocampo es responsable de la adquisición de memoria espacial. La gente puede recordar dónde tiene lugar tal experiencia de sentirse bien y revisitar ese lugar para recordar tal experiencia placentera. Sin embargo, las cosas podrían ponerse bastante problemáticas si la experiencia involucra el abuso de drogas.

El Condicionamiento de Preferencia de Lugar (CPP) es un paradigma experimental para estudiar el mecanismo de los comportamientos adictivos asociados a la experiencia placentera.

Hasta hace poco, se creía que la liberación de la hormona dopamina en la vía meso límbica del cerebro es la clave de la CPP. Sin embargo, a medida que se descubrió que los ratones con deficiencia de dopamina mostraban CPP, las vías de la CPP en el cerebro siguen siendo difíciles de comprender. Mientras tanto, el hipocampo, la región del cerebro responsable de la memoria espacial, no ha sido considerado involucrado en la CPP.

Se ha estudiado mucho sobre los receptores opioides neuronales, pero no se ha logrado una comprensión integral del mecanismo de la CPP.
El equipo de investigación observó unas células aparentemente improbables que se había considerado que solo proporcionaban apoyo y protección a las neuronas, los astrocitos (es decir, un tipo celular de células no neuronales) en el cerebro.

Sus experimentos en ratones

En sus experimentos, los investigadores colocaron ratones en dos espacios separados con una puerta en el centro. Un compartimento era negro con un suelo de rejilla de acero inoxidable y otro a rayas con blanco y negro. Al principio, dejaron que los ratones se movieran por los dos espacios a través de la puerta para encontrar su lugar preferido y el no preferido. Luego, dieron a los ratones el sintético opioide DAMGO o morfina en sus espacios no preferidos para acondicionar solo los controles de opiáceos del CPP de los ratones.

Después de este condicionamiento, los investigadores dejaron que los ratones exploraran libremente los dos espacios separados, y observaron qué habitación prefirieron los ratones. Los experimentos demostraron que la inyección de DAMGO o morfina activa los receptores opioides astrocíticos en el hipocampo para liberar glutamatos.

Estos neurotransmisores excitadores aumentan las transmisiones sinápticas en la zona del cerebro responsable de la adquisición de memoria espacial para inducir la CPP. El aumento de las actividades sinápticas se llama técnicamente la potenciación a largo plazo (LTP).

Para ver si los receptores opioides astrocíticos son el componente esencial para iniciar la CPP inducida por opiáceos, los investigadores realizaron silenciamiento génico específico de los receptores opioides en el hipocampo para ver si la CPP es inducida por el tratamiento con DAMGO. Los investigadores encontraron que la CPP no fue inducida por el tratamiento con DAMGO sin receptores opioides astrocíticos del hipocampo.

Estos hallazgos indican que los receptores opioides astrocíticos del hipocampo son críticos para la inducción de la CPP, además de los receptores opioides neuronales meso límbicos. De esta forma, el trabajo ha verificado que los receptores opioides astrocíticos en el hipocampo es donde tanto los opiáceos artificiales (morfina) como los biológicos (DAMGO) comienzan a inducir la adquisición de memoria contextual asociada con el placer.

El astrocito es el tipo de célula más abundante en el cerebro. Este estudio orientado a los astrocitos permite dar un paso adelante en la comprensión de cómo los humanos prefieren un cierto lugar donde se asocia una memoria feliz.

Esperamos que este estudio impulse el paso de una visión neurocéntrica a una visión gliocéntrica en el campo de la ciencia cerebral, explica el autor correspondiente del estudio, Justin Lee.

agosto 30/2019 (Europa Press) – Tomado del Boletín temático en Medicina. Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Artículo de referencia:
Min-Ho Nam , Kyung-Seok Han, Jaekwang Lee , Se-Young Choi and cols..: Activation of Astrocytic μ-Opioid Receptor Causes Conditioned Place Preference. Cell Reports. :https://doi.org/10.1016/j.celrep.2019.06.071

agosto 31, 2019 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Investigaciones, Psicología, Psiquiatría | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    agosto 2019
    L M X J V S D
    « jul   sep »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración