Un mapa con unas 70 000 células de placentas en el primer trimestre aporta nuevos datos sobre la organización y la comunicación celular en las primeras etapas del embarazo humano, de acuerdo a un estudio que publica Nature esta semana. Estos hallazgos exploran los mecanismos que mantienen el entorno fisiológicamente estable necesario para una gestación exitosa.

maxresdefault2Durante las primeras fases del embarazo humano, la placenta fetal se implanta en la decidua, donde las células trofoblásticas placentarias se mezclan con las células maternas. Esta relación es crítica para que el embarazo culmine con éxito, sin embargo, no se conoce bien. Este mapa de células humanas contribuye a un mejor conocimiento, en el que se podrán identificar elementos que determinen el desarrollo sano o el patológico.

Para ello, un equipo de investigadores del Instituto Wellcome Sanger en Cambridge ha elaborado un perfil de los transcriptomas (conjunto de moléculas de ARN que controlan la expresión de los genes) de alrededor de 70 000 células placentarias en el primer trimestre humano (entre 6 a 14 semanas), con sangre materna y células deciduales emparejadas. Estudiaron las interacciones moleculares entre estas células y utilizaron estos datos para desarrollar una herramienta estadística novedosa (CellPhone) para predecir posibles interacciones entre células específicas.

De esta forma, los investigadores descubren funciones especializadas de subconjuntos individuales de células e identifican interacciones reguladoras que podrían ayudar a minimizar las respuestas inmunitarias maternas patogénicas. Además, identifican tres subconjuntos de linfocito NK decidual (dNK). Sugieren que el contacto entre las células de uno de estos subconjuntos, el dNK1 y las células de la placenta durante las primeras fases de embarazo, puede hacer que los linfocitos respondan de manera más efectiva a la implantación de la placenta en posteriores gestaciones.

Estos hallazgos proporcionan un recurso esencial para comprender los momentos iniciales del embarazo y podrían tener implicaciones en la mejora del diagnóstico y los tratamientos de los trastornos relacionados.

Roser Vento-Tormo, del Wellcome Sanger y primer autor del estudio, afirma que “por primera vez, hemos podido ver qué genes están activos en cada célula de la decidua y de la placenta, y hemos hallado cuáles podrían modificar el sistema inmune materno. Las células fetales de la placenta comunican con las del sistema inmunológico de la madre para asegurarse una implantación adecuada. Esto permite al feto crecer y desarrollarse con normalidad”.

Otra de las autoras, Sarah Teichmann, destaca que “este primer Mapa de Células Humanas de las fases iniciales del embarazo nos aporta una referencia para estos momentos vitales del desarrollo. Transformará la forma en comprendemos una gestación sana y nos ayudará a comprender cómo se comunican las células maternas y placentarias entre ellas y con otras en el embarazo. Esto esclarecerá no solo trastornos gestacionales, sino que también puede aportarnos más información sobre las vías que utilizan las células tumorales”.
noviembre 23/2018 (diariomedico.com)

noviembre 24, 2018 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Ginecología y Obstetricia, Inmunología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2018
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración