El Proyecto europeo Shastu ha analizado en 4 419 alumnos españoles, italianos y turcos ha establecido una relación directa entre hábitos de sueño y rendimiento escolar. Para mejorar esta asociación, se ha realizado una intervención en los profesores, familiares y escolares que ha repercutido en mejores resultados académicos.

El proyecto europeo Shastu (Sleep Habits in Student’s Performance) ha analizado los hábitos del sueño en el rendimiento escolar en población entre 3 y 18 años. La iniciativa ha establecido una relación directa entre una mejora del sueño tras la aplicación de rutinas saludables y un mejor resultado escolar.

El estudio ha contado con la participación de 4 419 alumnos de centros educativos de Silla, España, Italia y Turquía, permitiendo apreciar una mejoría global en la calidad de sueño de los alumnos y el incremento de su grado de autoresponsabilidad para decidir sus propios horarios de sueño. Este empoderamiento, según sus impulsores, no ha conllevado un incremento de la sensación de Excesiva Somnolencia Diurna, sino que, al contrario, se ha producido una disminución de esta sensación, acompañada de manera global con una mejoría de las calificaciones escolares.

Según Gonzalo Pin Arboledas, jefe de la Unidad del Sueño de Quirónsalud Valencia y director técnico del proyecto, «la hipótesis inicial del proyecto era que unos buenos hábitos de sueño y su optimización en cuanto a cantidad de descanso y momento del mismo, favorece un mejor rendimiento escolar y colabora en una menor agresividad dentro de las aulas».

En la práctica, se trataba de ver cómo optimizar los horarios en los que los alumnos tienen una mayor capacidad de atención y aplicar medidas que permitan un mejor aprendizaje de las asignaturas más complejas, además de formar a docentes y padres en hábitos saludables de sueño que deberán inculcar a sus alumnos e hijos. Para ello, se ha realizado un estudio descriptivo de poblaciones mediante encuestas con muestras probabilísticas transversales.

Las acciones del proyecto Shastu se han realizado con los tres estamentos implicados en el proceso educativo (docentes, familias y alumnos), «con el objetivo de dotar a los docentes de los conocimientos suficientes que les permitiesen introducir los hábitos de higiene de sueño en su labor docente habitual; trasmitirlos a las familias y sus ventajas tanto académicas como de calidad de vida, junto con medidas concretas y sencillas a aplicar para mejorar el descanso familiar; y aportar a los alumnos de manera práctica estos conceptos dentro del curriculum habitual, evitando que lo interpretaran como una campaña externa transitoria ajena al proceso educativo de su centro docente». De esta manera, ha señalado, las acciones iban dirigidas a que los alumnos asumieran su propio papel, empoderándose de su propia responsabilidad como actores de un hábito saludable de vida relacionado con el descanso.

Proceso y resultado

Antes del inicio el trabajo de campo con estudiantes y familias, se llevó a cabo la formación del estamento educativo con dos sesiones teóricas (8 horas) y otras dos prácticas, donde los docentes de Silla, agrupados en grupos de trabajo, «discutieron, propusieron y pusieron en común las diferentes medidas y acciones más adecuadas para trasmitir a las familias y a los estudiantes, así como aquéllas que introducirían en su labor diaria dirigidas a mejorar la calidad del descanso de sus alumnos».

Las medidas concretas a establecer en el aulas, que variaban según las características propias de cada grupo de edad, así como normas y hábitos de sueño a trasmitir a las familias en las reuniones tutoriales, «incluían la mejora del desayuno y del hábito de la cena en familia, evitar el sedentarismo, cuidar los horarios del descanso, establecer una adecuada rutina del presueño para cada grupo de edad, conversión de los dormitorios en zonas libres de nuevas tecnologías…».

Junto a ello se diseñaron medidas a aplicar dentro de los centros escolar, implementadas por los propios educadores, como elaborar los horarios escolares de las diferentes asignaturas de acuerdo con la cronobiología del rendimiento atencional (mejor rendimiento atencional y memoria de trabajo de 11.00 a 13.00), favoreciendo las asignaturas de mayor actividad física a primera hora de la mañana y las de mayor necesidad de atención mantenida y rendimiento intelectual a partir de las 10 de la mañana, (especialmente sobre las 12.00). Así se tuvo en cuenta también la aplicación de medidas de activación física y estimulación antes de la primera clase (baile-carrera por el patio. según las posibilidades estructurales de cada centro); estimulación con luz (favorecer, especialmente en los alumnos con mayor somnolencia, la inundación de luz natural o artificial en las primeras horas de la mañana); evitar las evaluaciones (exámenes) a primera hora de la mañana y los lunes o días siguientes de fiestas.

Gracias a estas medidas, se ha objetivado una disminución de la sensación de somnolencia durante las clases, tanto en los alumnos de 6 a 12 años (de 9 a 2,8 %) como de 13 a 18 (de 29,1 a 15,7 %).

Además, los problemas para iniciar el sueño disminuyeron en ambos grupos (de 13,1 a 6,9 % en el grupo de 6 a 12 años; y de 18 a 3,7 % en el de 13 a 18) y la sensación subjetiva de su calidad de sueño, se incrementó (en los alumnos de 13 a 18 años, mejoró pasando de un 22,5 con sensación de mala calidad global del sueño a un 12,3 %). Al mismo tiempo, las puntuaciones académicas en los niños con peor rendimiento previo mejoraron en casi un punto y disminuyeron ostensiblemente los problemas de conducta dentro de los centros.

septiembre 28 /2016 (Diario Médico)

 

septiembre 29, 2016 | Dra. María Elena Reyes González | Filed under: Bienestar y Calidad de Vida, Investigaciones, Medicina Preventiva, Psicología, Psiquiatría | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2016
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración