Más del 60 % de pacientes que sufren infartos al miocardio podrían no sobrevivir, dependiendo la edad, estado general de salud previo a el evento y la oportunidad con la que fue atendido, dijo el neumólogo Rubén Santoyo Ayala

El médico internista del Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco, explicó que el hecho de tener enfermedades concomitantes como diabetes, hipertensión, sobrepeso u obesidad puede suponer un mal pronóstico para un enfermo que sufre un ataque cardiaco.

“De hecho el tener alguno de estos factores de riesgo aumenta en más de un 50 % las posibilidades de sufrir infartos”, afirmó el especialista.

Señaló que tanto la diabetes como la hipertensión promueven el estrechamiento y endurecimiento de arterias (arterosclerosis), lo que dificulta el flujo sanguíneo y la oxigenación.

Agregó que debido a la obstrucción arterial, se produce una necrosis del tejido que envuelve al músculo cardiaco.

El especialista indicó que las afectaciones cardiovasculares constituyen el segundo motivo de atención en el Servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades, después de los accidentes en donde se producen traumatismos.

Destacó que mensualmente son atendidos alrededor de 70 personas en el Servicio de Urgencias por angina de pecho e infarto al miocardio, mismos que son derivados una vez que son estabilizados, a la Unidad de Servicios Coronarios del mismo hospital.

Normalmente los infartos cardíacos se registran en personas mayores de 50 años, no obstante estos eventos han incrementado en personas jóvenes por la utilización de drogas estimulantes, y por otros riesgos cardiovasculares como la obesidad y el tener alto colesterol en sangre, dijo.

De hecho descartó mitos en torno al desarrollo de infartos al miocardio, como el hecho de que una emoción fuerte o sobresalto o incluso sobre esfuerzo en la actividad física o durante una relación sexual vigorosa puedan ocasionar por sí solos, este tipo de eventos.

Los factores de riesgo incluyen además un estilo de vida sedentario, el tabaquismo, el alcoholismo, y otros excesos, insistió.

Al inicio de un infarto pueden presentarse síntomas como dolor y sensación de opresión de pecho, entumecimiento u hormigueo del brazo, dificultad para respirar y taquicardia, entre otros, recordó.

Marzo 28/ 2015 (Notimex).- Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2015. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A

 

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración