Un estudio comparativo muestra que los individuos obesos sin trastornos en el metabolismo de la glucosa presentan niveles más altos de vitamina D que los individuos que padecen diabetes.

Las personas que tienen niveles bajos de vitamina D son más propensas a tener diabetes, independientemente de cuánto pesan, según revela un estudio realizado por investigadores españoles y publicado en “Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism“. Los resultados ayudan a aclarar la relación entre la vitamina D, la obesidad y la diabetes.

Según la Declaración Científica de la Sociedad Endocrina sobre los Efectos no Esqueléticos de la Vitamina D, las personas que tienen bajos niveles de vitamina D son más propensas a ser obesas y tienden en mayor medida a padecer diabetes tipo 2, prediabetes y síndrome metabólico que los individuos con niveles normales de vitamina D.

“Este trabajo compara los niveles de vitamina D en personas con una amplia gama de pesos (desde delgados a sujetos con obesidad mórbida), teniendo en cuenta la presencia de diabetes”, afirma uno de los autores del estudio, la doctora Mercedes Clemente-Postigo, del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) en el Complejo Hospitalario de Virgen de la Victoria de Málaga y la Universidad de Málaga.

El estudio comparó biomarcadores de la vitamina D en 118 participantes del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, así como en 30 participantes del Hospital Universitari Doctor Josep Trueta de Girona. Todos los participantes fueron clasificados por su índice de masa corporal (IMC), así como por la presencia de diabetes, prediabetes o sin trastornos glucémicos. Los investigadores midieron los niveles de vitamina D en el torrente sanguíneo de los participantes y la expresión del receptor de la vitamina D en el tejido adiposo.

El análisis encontró que los sujetos obesos que no tenían trastornos del metabolismo de glucosa presentaban niveles más altos de vitamina D que los sujetos diabéticos. Del mismo modo, las personas delgadas con diabetes u otro trastorno del metabolismo de la glucosa fueron más propensas a presentar niveles bajos de vitamina D. Los niveles de vitamina D se correlacionaron directamente con los niveles de glucosa, pero no con el IMC.

“Nuestros hallazgos indican que la vitamina D se asocia más estrechamente con el metabolismo de la glucosa que con la obesidad”, resume uno de los autores del estudio, Manuel Macías González, del Complejo Hospitalario Virgen de la Victoria de Málaga y la Universidad de Málaga. “El estudio sugiere que la deficiencia de vitamina D y la obesidad interactúan sinérgicamente para aumentar el riesgo de diabetes y otros trastornos metabólicos. Las personas pueden reducir su riesgo mediante una dieta saludable y con suficiente actividad al aire libre”, aconseja.
marzo 4/2015 (JANO.es)

marzo 5, 2015 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Endocrinología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración