La mayoría de personas que beben en exceso no necesariamente son alcohólicas, según un nuevo estudio del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.   De hecho el 90% de los que beben en exceso no son dependientes del alcohol, encontró el estudio conducido entre 138 mil adultos mayores de 18 años en 50 entidades de Estados Unidos por el CDC con sede en Atlanta, Georgia.

Uno  de cada tres adultos bebe en exceso, según los CDC.

«Mucha gente equivocadamente asume que las personas que beben demasiado son alcohólicos», dijo el coautor del estudio el doctor Robert Brewer, el líder del programa de consumo de alcohol del CDC.

«El hallazgo sorprendente fue que nueve de cada diez personas que beben demasiado no cumplen con los criterios diagnósticos para el alcoholismo», dijo.

Según el informe los bebedores excesivos son más bebedores compulsivos.

El consumo excesivo de alcohol se define para las mujeres que toman cuatro o más bebidas en una ocasión, y para los hombres que beben cinco o más bebidas en una ocasión.

Ocho o más bebidas a la semana para las mujeres o 15 o más bebidas a la semana para los hombres se considera excesivo.

El alcoholismo, sin embargo, es una condición crónica que por lo general incluye una historia de consumo excesivo de alcohol, un ansia por el alcohol, seguir bebiendo a pesar de los repetidos problemas con el alcohol y ser incapaz de controlar la bebida.

Beber en exceso es responsable de 88 mil muertes anuales en Estados Unidos. Unas 3700 personas dependientes del alcohol mueren cada año, según el informe.

Estas muertes son causadas por los efectos a largo plazo del consumo excesivo de alcohol, como el cáncer de mama, la enfermedad hepática y cardiaca.

Las muertes también se producen a partir de los efectos inmediatos del consumo de alcohol, como la violencia, la intoxicación por alcohol y accidentes de automóvil.

Brewer dijo que las estrategias para reducir el consumo excesivo de alcohol podría incluir el aumento del precio del alcohol.

«La conducta de beber de la gente es muy sensible a los precios. Si el alcohol es más caro la gente tiende a beber menos», dijo.

Otra estrategia es la de limitar la disponibilidad de alcohol de donde la población pueda comprarlo, agregó Brewer.
noviembre 27/2014 (MedlinePlus) 

 

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    noviembre 2014
    L M X J V S D
    « oct   dic »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración