Investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y la Universidad de Nottingham (Reino Unido) han identificado los daños estructurales a escala molecular que provoca el consumo de alcohol, lo que abre las vías a generar nuevas terapias para reducir la morbimortalidad derivada del alcoholismo. Las conclusiones del estudio se publican en “Plos One“.

En concreto, los científicos han determinado las alteraciones que se producen en las neuronas de la zona prefrontal del cerebro, la zona evolutivamente más avanzada y que controla las funciones ejecutivas tales como la planificación y el diseño de estrategias, la memoria de trabajo, la atención selectiva o el control de la conducta.

Para ello, analizaron los cerebros de 20 personas fallecidas en las que se había diagnosticado un abuso/dependencia alcohólica y otras 20 no alcohólicas. En el estudio de la corteza prefrontal, los investigadores detectaron alteraciones del citoesqueleto neuronal en los cerebros de pacientes alcohólicos, en las proteínas alfa y beta tubulina y espectrina beta II.

Los investigadores, que utilizaron técnicas de microscopía óptica, constataron que las neuronas de la zona prefrontal en los cerebros de los pacientes alcohólicos estaban alteradas respecto a los cerebros de pacientes no alcohólicos.

En el siguiente paso, y mediante técnicas de proteómica, marcaron las proteínas modificadas en esas neuronas. Así, determinaron que los elementos alterados pertenecen a las familias denominadas tubulinas y espectrinas.

Las tubulinas conforman el citoesqueleto de las neuronas, su arquitectura y las espectrinas tienen como función el mantenimiento de la forma celular. Ambas facilitan la relación entre los componentes de la red neuronal del cerebro.

Con el objetivo de cuantificar la cantidad de proteína existente en cada muestra, emplearon la técnica Western blot. Así, comprobaron que los niveles de proteínas estaban reducidos como consecuencia del daño producido por el etanol. Asimismo, gracias a la espectrometría de masas lograron confirmar la identificación exacta de las proteínas afectadas.

Alteraciones cognitivas

Los cambios de la estructura neuronal inducidos por el etanol podrían afectar a la organización, capacidad de relación y funcionamiento de la red neuronal, y podrían explicar gran parte de las alteraciones de comportamiento, cognitivas y de aprendizaje atribuidas a las personas que sufren alcoholismo.

Los autores señalan que la descripción de las alteraciones, detectadas por primera vez a nivel molecular en la zona prefrontal del cerebro, es el primer paso para investigar en otros campos.

Entre los objetivos que ahora se plantean, figura el de tratar de elucidar el mecanismo concreto por el cual el alcohol produce estas alteraciones, determinar cuáles son las que sufren las enzimas encargadas de regular el funcionamiento de estas proteínas, y si estos procesos también se dan en otras partes del cerebro, por ejemplo, en aquellas que controlan el funcionamiento motor.

El objetivo final es identificar estos cambios moleculares para poder relacionarlos con los procesos de abuso y dependencia al alcohol, por un lado; y, por otro, generar nuevos fármacos u otras opciones terapéuticas que reviertan las alteraciones producidas por el alcohol, mejorando la vida de las personas alcohólicas y disminuyendo la incidencia de la mortalidad derivada del alcoholismo.
junio 25/2014 (JANO.es)

junio 26, 2014 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Adicciones, Neurología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    junio 2014
    L M X J V S D
    « may   jul »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración