Una nueva investigación de la Universidad de Copenhague y el Hospital Universitario de Copenhague muestra que los niveles bajos de vitamina D se asocian con un riesgo significativamente más alto de ataque al corazón y muerte prematura. En el estudio participaron más de 10 000 daneses y ha sido publicado en la reconocida publicación americana Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology.

La deficiencia de vitamina D se ha relacionado tradicionalmente con una mala salud ósea. Sin embargo, los resultados de varios estudios poblacionales indican que un nivel bajo de esta importante vitamina también puede estar relacionada con un mayor riesgo de enfermedad isquémica del corazón, una denominación que abarca ataque al corazón, arteriosclerosis coronaria y angina de pecho. Otros estudios muestran que la deficiencia de vitamina D puede aumentar la presión arterial, y la hipertensión arterial incrementa el riesgo de ataque cardíaco.

“Hemos examinado la asociación entre un nivel bajo de vitamina D, enfermedad isquémica del corazón y muerte en el mayor estudio realizado hasta la fecha. Hemos observado que los niveles bajos de vitamina D en comparación con los niveles óptimos están vinculados a un riesgo 40 % mayor de enfermedad isquémica del corazón, un  riesgo 64 % mayor de ataque cardíaco, un  riesgo 57 % mayor de muerte prematura, y el riesgo de no menos de un 81 % mayor de muerte por enfermedad cardiaca “, dice el Dr. Peter Brondum-Jacobsen, del Clinical Biochemical Department, Copenhagen University Hospital.

Los científicos han comparado los niveles más bajos del 5 %  de vitamina D (menos de 15 nanomoles de vitamina por litro de suero) con los niveles más altos del 50 % (más de 50 nanomoles de vitamina por litro de suero). En Dinamarca, actualmente se recomienda tener un nivel de vitamina D de al menos 50 de nanomoles de vitamina por litro de suero.

Los mayores riesgos son visibles, incluso después de ajustar para varios factores que pueden influir en el nivel de vitamina D y el riesgo de enfermedad y muerte. Este es uno de los métodos que los científicos usan para evitar el sesgo.

El estudio poblacional que constituye la base de la investigación científica es el Copenhagen City Heart Study, donde los niveles de vitamina D se midieron en muestras de sangre desde 1981 al 1983. Los participantes llevaron seguimiento a través de los registros daneses de toda la nación hasta el presente.

“Con este tipo de estudio poblacional no podemos decir nada definitivo acerca de una posible relación causal. Pero podemos comprobar que existe una fuerte correlación estadística entre un bajo nivel de vitamina D y el riesgo de enfermedad cardíaca y muerte prematura. La explicación podría ser que un nivel bajo de vitamina D conduciría directamente a la enfermedad cardíaca y la muerte. Sin embargo, también es posible que la deficiencia de vitamina fuera un marcador de mal estado de salud en general “, dice Borge Nordestgaard, profesor clínico de la Facultad de Salud y Ciencias Médicas de la Universidad de Copenhague y médico jefe del Hospital Universitario de Copenhague.

El objetivo a largo plazo es la prevención
Los científicos están trabajando para determinar si la relación entre un bajo nivel de vitamina D y el riesgo de enfermedad cardíaca es una relación causal genuina.

Si este fuera el caso, tendrá potencialmente una gran influencia en la salud de la población mundial. La enfermedad cardíaca es la causa más común de muerte en adultos en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que al menos 17 millones de personas mueren cada año por enfermedades del corazón.

“La manera más barata y fácil de obtener suficiente vitamina D es dejar que el sol brille sobre tu piel a intervalos regulares. Hay muchas evidencias de que el sol es bueno, pero también es importante evitar ser quemado por el sol, pues aumenta el riesgo de cáncer de piel.  Una dieta con un buen suministro de vitamina D también es bueno, pero no ha sido demostrado que la vitamina D como suplemento dietético previene las enfermedades del corazón y de la muerte “, dice Borge Nordestgaard.
septiembre 26/2012 (University of Copenhagen)

Peter Brøndum-Jacobsen, Marianne Benn, Gorm B. Jensen, Borge G. Nordestgaard. 25-Hydroxyvitamin D Levels and Risk of Ischemic Heart Disease, Myocardial Infarction, and Early Death: Population-Based Study and Meta-Analyses of 18 and 17 Studies. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 2012; doi:10.1161/ATVBAHA.112.248039.

septiembre 28, 2012 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Cardiología | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

    septiembre 2012
    L M X J V S D
    « ago   oct »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración