Contrario a lo que piensan los fumadores, abandonar ese mal hábito reduce los niveles de estrés, publicó la revista Addiction en su edición más reciente.
Las personas que fuman piensan que el cigarrillo ayuda a calmar los nervios, pero están engañados, el nivel de ansiedad entre uno y otro es mayor que dejarlo de una vez. Académicos de la Universidad de Londres, el Instituto Wolfson de Medicina Preventiva y otras instituciones británicas, confirmaron que los que abandonan el cigarrillo y sufren una recaída se exponen a altos niveles de estrés a largo plazo.
Las conclusiones de este estudio pueden animar a las personas adictas a apagar de una vez el cigarrillo y no volver a consumirlo jamás, consideraron sus autores. Ellos involucraron en la investigación a 469 personas que dejaron el cigarrillo después de ser sometidos a un desvío coronario o ser hospitalizados como consecuencia de un infarto. Tras abandonar el hábito de fumar, los participantes tenían similares niveles de estrés, pero al cabo de un año el 41% de los que lograron  superar la adicción presentaron un descenso marcado del estrés en comparación con los que continuaron fumando.
La disminución del estrés se debe a que los fumadores se ven sometidos a continuas situaciones de dependencia entre un cigarrillo y otro, mientras que los ex fumadores sólo tienen que aguantar la tentación durante un tiempo hasta que superan la ansiedad  producida por la adicción, explicaron los científicos.
Londres, agosto 17/2010 (PL)
Para usuarios de Infomed: Addiction

agosto 22, 2010 | | Filed under: Adicciones, Psiquiatría, Rehabilitación | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración