El investigador de la Universidad de Arizona, David William Foster, aseguró que una de las ironías de la modernidad es que pese a la visibilidad y legislación de aspectos de la vida lésbico-gay, la homofobia continúa creciendo en el mundo.En una conferencia impartida en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Cuajimalpa, el especialista explicó que aún no se cuestionan y reflexionan de forma suficiente los efectos devastadores que genera en la sociedad el miedo irracional y la violencia hacia los homosexuales.
El autor de textos clave en el estudio de la Teoría Queer en América Latina indicó que es necesario resolver esta problemática, terminar con la impunidad de la homofobia, crear conciencia sobre este fenómeno y promover programas para solucionarlo.
La Teoría Queer es una hipótesis sobre el género, que afirma que la orientación e identidad sexuales o de género de las personas son el resultado de una construcción social.
Celebró que pese al repudio de los homófobos, el reconocimiento de la diversidad sexual y de la Teoría Queer que la sustenta, analiza y amplía su horizonte de conocimiento con todo un despliegue filosófico se encuentra al orden del día en la sociedad posmoderna.
David William Foster, autor de ensayos sobre culturas homoeróticas latinoamericanas, como Gay and Lesbian Themes in Latin American Writing, argumentó que estos estudios no deben permanecer aislados.
Subrayó la conveniencia de que un currículo pueda subyacer en la Teoría Queer, para indagar cómo el erotismo patriarcal, obligatorio y privilegiado, proporciona inevitablemente una distorsión del entendimiento de los procesos culturales.
Por otra parte, hizo hincapié en el sexismo de la lengua española y refirió el modo en que la marca de género es prácticamente una categoría inevitable del lenguaje, y cómo la categorización es únicamente masculina y femenina, desconociendo la existencia de identidades fuera de los marcos normativos heterosexuales.
Foster consideró que ello se verifica hasta tal punto que podría asumirse fácilmente, así como los hablantes de la lengua lo deben hacer de manera inconsciente, que hay solo dos géneros universales: el masculino y el femenino.
En su opinión, con excepción del empleo de la arroba en el ciberlenguaje para evitar el uso sexista, por ejemplo, querid@s amig@s, ha habido pocos avances en el intento de trascender el binarismo masculino-femenino, limitante de la lengua española en relación con la identidad sexual.

Ciudad de México, junio 4/2010 (Notimex)

junio 5, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Sexología, Sociología | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración