El peso de los donantes y los pacientes que reciben un riñón mediante trasplante debe ser similar, demuestra un reciente estudio publicado en el Journal of the American Society of Nephrology.De esta manera aumenta la tasa de éxito de este tipo de operaciones, sugieren investigadores franceses, líderes del ensayo, cuyas pruebas fueron en más de mil pacientes con fallo renal.
Los que recibieron un riñón pequeño en comparación con su peso presentaron mayor riesgo de complicaciones, explican.
La carencia de donantes limita las posibilidades de hacer coincidir ese parámetro en ambos grupos, advierten los especialistas en su artículo.
Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron a pacientes por un período aproximado de seis años tras su operación para recibir un trasplante.
Hipertensión arterial, cicatrices en los riñones y 55% más de riesgo de fracaso de la intervención dos años después de la operación figuraron entre las principales complicaciones.
Los especialistas indicaron que tomar en cuenta el peso dará a los cirujanos una nueva oportunidad de aumentar las posibilidades de supervivencia de los pacientes a largo plazo.

Washington,  mayo 26/2010 (PL)

mayo 27, 2010 | Lic. Heidy Ramírez Vázquez | Filed under: Nefrología | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración