La actual campaña de la Organización Mundial de la Salud (OMS) podría ser la última oportunidad de este organismo mundial y sus asociados para eliminar la poliomielitis, antes de que se agoten los fondos y la paciencia de los donantes. Durante años, el mundo ha estado a punto de eliminar la poliomielitis, una enfermedad mortífera que puede paralizar y matar a los niños.
En la reunión anual de ministros de salud de la OMS esta semana, los expertos han trazado lo que describen como una nueva estrategia para eliminar definitivamente la temible enfermedad. Sin embargo, otros funcionarios plantean que hay pocos elementos y que si fracasa este esfuerzo quedarán serias dudas sobre la conveniencia de continuar con la campaña.
Algunos expertos consideran que es imposible erradicar la afección, por lo que deberían abandonarse los esfuerzos. Con un nuevo objetivo de liquidar el virus para fines de 2012, la actual campaña podría ser la última oportunidad para eliminar la enfermedad.
Desde que la OMS, el Centro para Control y Prevención de las Enfermedades en Estados Unidos (CDC), la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y Rotary International se propusieron erradicar la poliomielitis en 1988, han estado muy cerca de lograrlo. Para 2003, los casos habían disminuido en más del 99%, pero el progreso se ha estancado y han pasado varios plazos sin alcanzar la meta.
La poliomielitis ha desaparecido prácticamente de Occidente, pero sigue afectando a naciones como: Afganistán, India, Nigeria y Pakistán. La enfermedad afecta sobre todo a niños menores de cinco años y se propaga por el agua impura.
La nueva estrategia de OMS ataca los problemas específicos en cada país, además dispone de una mayor supervisión por parte de esta entidad internacional, y responsabiliza más a los gobiernos. Se incluye planes de respuesta a nuevos brotes, pero resta por verse si un mayor control de la OMS -que los países pueden ignorar si quieren- significará una diferencia.
Los casos de poliomielitis disminuyeron verticalmente el año pasado y los expertos confían en haber entrado en una etapa decisiva, aunque todavía no ha llegado la temporada alta de la enfermedad.
Paul Adovohepke, quien dirige el equipo de la Unicef contra la enfermedad en Nigeria, destacó que los rumores sobre la seguridad de la vacuna -que obligó a suspender por un año las campañas antipolio en 2003- parecen haber disminuido. “He visto a nigerianos pedir que vayan a sus casas a vacunar a sus hijos. Eso no era posible en 2003”, observó.
Sin embargo, inconvenientes recientes como un brote en Tayikistán, que había estado libre de la condición durante años, muestra lo impredecible de la situación, concluyó.

Ginebra, mayo 21/2010 (AP)

mayo 24, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Enfermedades transmisibles, Medicina Preventiva, Problemas de Salud | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración