La hormona del crecimiento IGF-1, que potencia la división celular, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama como consecuencia de la multiplicación descontrolada de las células, según un estudio publicado en la revista  The Lancet.
Esta hormona suele utilizarse durante la infancia para potenciar el crecimiento y se estudia sus propiedades antienvejecimiento para tratamientos cosméticos.
La relación entre esta hormona y el cáncer de mama ha sido señalada por otras investigaciones, pero este nuevo estudio -de expertos de la Universidad de Oxford en Reino Unido-  examina los casos de 5000 mujeres con esta afección de 12 países. Además, se tuvieron en cuenta los resultados de 17 estudios sobre este tema para analizarlos de forma conjunta.
El 20% de las mujeres con altos niveles de hormona del crecimiento en sangre presentan un 28% más de probabilidades de padecer cáncer de mama, frente al 20% de riesgo entre las participantes que tenían niveles bajos de esa hormona.
\”Ver conjuntamente toda la información disponible sobre el tema nos aporta evidencias concluyentes que demuestran que cuanto mayores sean los niveles de IGF-I en sangre, mayor es el riesgo de cáncer de mama\”, afirmó Tin Key, uno de los autores del estudio.
Key apuntó a que la dieta puede ser uno de los factores que contribuyen a aumentar los niveles de esa hormona en sangre. Otro de los autores del estudio, Lesley Walker, indicó que la hormona IGF-I también puede causar cáncer de próstata.

Londres, mayo 17/2010 (EFE)

mayo 18, 2010 | Lic. Sandra Rodríguez García | Filed under: Endocrinología, Neoplasias | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración