La voz de la madre es suficiente para calmar a sus hijos, según una nueva investigación, y probablemente alivie el sentimiento de culpa de muchas mujeres que solo pueden comunicarse con sus descendientes a través del teléfono.
Varios expertos de Estados Unidos intentaron averiguar hasta qué punto afecta a la gente la interacción oral con un ser querido, analizando los niveles de la hormona de la calma -la oxitocina- en varias hijas preadolescentes que han estado sometidas a una situación de estrés.
Los investigadores invitaron a 61 niñas entre los 7 y 12 años a hablar en público ante desconocidos, separándolas después en tres grupos.
Las chicas del primer grupo se reunieron físicamente con sus madres, las del segundo hablaron con ellas por teléfono pero no las vieron y el tercero no tuvo ningún tipo de contacto con ellas.
Las hormonas del estrés de las niñas se controlaron durante todo el proceso y los investigadores hallaron que aquellas que fueron reconfortadas por sus madres -física o verbalmente- produjeron unos niveles de oxitocina similares.
\»Los humanos que carecen de apoyo por parte de sus familiares y amigos tienen peor salud que sus pares mejor relacionados. Las comunicaciones orales pueden determinar los mismos resultados que la interacción interpersonal directa, incluido el contacto físico para la regulación neuroendocrina que permite los vínculos sociales en nuestra especie\», dijeron los investigadores.
La investigación fue publicada en el diario Proceedings of The Royal Society B.
Singapur, mayo 14/2010 (Reuters)

mayo 16, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Pediatría, Psicología | Etiquetas: , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración