Las enfermedades infecciosas -neumonía, diarreas, paludismo, septicemia- constituyen la primera causa de muerte en niños menores de cinco años y provocan unos seis millones de decesos al año, destaca un estudio divulgado en la revista The Lancet.
Otro alto número de fallecidos en esas edades se deben a complicaciones durante el embarazo y parto, y las anomalías congénitas, indica la investigación basada en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
Las mayores tasas de mortalidad infantil se presentan en naciones en desarrollo, en particular, en África y el sudeste asiático, precisa el texto.
Esto se debe en parte a la presencia de grandes poblaciones de menores de cinco años, pero también al hecho de que algunas dolencias se concentran debido a las condiciones epidemiológicas y sociales, expresan los autores del trabajo.
Por otra parte, resaltan, que los exitosos programas de vacunación instaurados lograron reducir las muertes infantiles por sarampión y tétanos neonatal, y que aún cuando la malnutrición no se presenta en el ensayo como una causa directa, continúa afectando a los menores.
De interés resulta conocer que en países de altos ingresos, como Estados Unidos, son las lesiones las que más contribuyen a la mortalidad. Solo en esta nación ocurren unos 35 mil decesos cada año como consecuencia de heridas fatales.
Casi todos los países todavía enfrentan el desafío de reducir las tasas de mortalidad infantil causada por enfermedades prevenibles, independientemente de su número o causa, concluye el informe.
Washington, mayo 14/2010 (PL)

mayo 16, 2010 | Lic. Aleida Figueroa Silverio | Filed under: Infecciones Bacterianas y Micosis, Pediatría | Etiquetas: , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name

Email

Web

Speak your mind

*
  • Noticias por fecha

  • Noticias anteriores a 2010

    Noticias anteriores a enero de 2010

  • Suscripción AL Día

  • Categorias

    open all | close all
  • Palabras Clave

  • Administración